Enfermos de las urgencias del Clínico esperan hasta 72 horas una cama en planta

Enfermos de las urgencias del Clínico esperan hasta 72 horas una cama en planta

Csif y el Sindicato Médico denuncian la saturación del servicio, la falta de refuerzos y la sobrecarga laboral que soportan los profesionales

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Las urgencias del Hospital Clínico siguen colapsadas, con pacientes que esperan hasta 72 horas para conseguir una cama en planta, según denunció ayer Csif-Sanidad Málaga, aunque la dirección del centro hospitalario negó que los enfermos aguarden ese tiempo. El aumento de personas que necesitan asistencia hace que estén llenas las cuatro zonas de observación. El problema se ha agudizado por la falta de camas libres en las plantas, indicó Csif.

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) también hizo mención de la masificación y precisó que ayer a las tres de la tarde había 44 pacientes en la observación cuando esta tiene capacidad máxima de 40. El SMM aseguró que la mitad de esas personas llevaban más de 24 horas en urgencias y seis estaban desde hacía dos días. En torno al 50 por ciento, se encontraban a la espera de una cama libre en planta. Aparte, otras 85 permanecían pendientes de valoración.

Csif lamentó que hubiese camillas en los pasillos e informó de que «los profesionales están desbordados por la gran presión que soportan». Esa central sindical criticó que no se hayan llevado a cabo las contrataciones de refuerzo precisas. Según Csif, los contratos firmados solo han servido para tapar descubiertos.

La situación se complica al no estar abierto al cien por cien el Hospital del Guadalhorce, por lo que la masificación de las urgencias del Clínico continúa, con el consiguiente aumento del trabajo de los profesionales, que no dan abasto, recalcaron tanto Csif como el SMM. Ambos sindicatos exigieron al SAS que adopte medidas inmediatas para paliar el colapso en las urgencias.

Así, Csif significó que esa saturación, además de afectar a la atención de los ciudadanos, supone un incremento considerable de la carga de trabajo de todo el personal de la unidad. Un ejemplo es el de los auxiliares de enfermería, cuya ratio máxima de pacientes es de ocho para cada profesional, pero en las últimas horas están atendiendo a diez enfermos cada uno. Csif reclamó mejoras en las condiciones laborales de ese colectivo sanitario.

El hospital asegura que tiene todos los recursos disponibles funcionando al cien por cien

Por su parte, el Sindicato Médico puso de relieve que los profesionales «se encuentran plenamente extenuados y frustrados ante este desbordamiento de trabajo. Ante esta situación, cuatro excelentes médicos de urgencias han renunciado a su contrato, incapaces de soportar esta insostenible presión asistencial».

Por su parte, fuentes oficiales del hospital negaron que hubiese enfermos que esperan 72 horas en las urgencias y precisaron: «Estamos asistiendo a un aumento de la afluencia de pacientes a nuestros servicios de urgencias a lo largo de los últimos días, coincidiendo con el aumento previsto de casos de gripe. Esta circunstancia está afectando a la complejidad de los enfermos atendidos, como suele ser habitual cada año por estas fechas».

Las fuentes añadieron que la situación requiere dar respuesta a un mayor porcentaje de pacientes con necesidades de ingreso hospitalario tras ser atendidos y estabilizados en el área de urgencias, lo que puede provocar algunos retrasos. «No obstante, cabe destacar que todos los recursos del hospital están disponibles y funcionando al cien por cien de su capacidad y se están gestionando en función de las necesidades asistenciales que surgen en cada momento», apostillaron.

Temas

Csif
 

Fotos

Vídeos