La oposición exige que el plan de inversión en los barrios incluya obras para evitar inundaciones

Héroe de Sostoa, anegada a comienzos de octubre./Migue Fernández
Héroe de Sostoa, anegada a comienzos de octubre. / Migue Fernández

El equipo de gobierno abre una ronda de contactos con el resto de grupos para sacar adelante la iniciativa y evitar otro revés como el de la última modificación de créditos

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Tras verle las orejas al lobo a finales de septiembre al quedarse solo en su renuncia a rebajar las plusvalías por herencias y tras el batacazo de finales de octubre cuando toda la oposición en bloque tumbó una modificación de créditos de cinco millones de euros, en el Área de Economía parecen haber entendido que antes de dar cualquier paso va a tener que sentarse a negociar. Y no sólo con los socios de investidura del alcalde (Ciudadanos), que ya han escenificado su distanciamiento alegando precisamente esa falta de diálogo, sino con el resto de grupos políticos. Y en ello anda estos días el concejal del ramo, Carlos Conde, manteniendo contactos con las distintas fuerzas en la oposición en un doble intento de desbloquear cuanto antes esos cinco millones destinados a pagos y subvenciones; y de sacar adelante el nuevo plan extraordinario de actuaciones en los barrios a través de las inversiones financieramente sostenibles por un montante de 26,1 millones.

El listado de actuaciones ya lo tenía prácticamente ultimado el equipo de gobierno, sobre todo porque los proyectos deben estar programados y los pliegos de condiciones para contratarlos aprobados antes de que finalice el año, pero en vista de los últimos acontecimientos vividos en el Salón de Plenos toca fajarse en la negociación. Y sin tiempo que perder porque el reloj aprieta. Ante este escenario, los grupos políticos ya van dejando caer sus propuestas de actuaciones a financiar con el superávit de 2017, y en lo que parecen coincidir todos es en la necesidad de incluir un paquete de obras para mejorar la capacidad de respuesta de la ciudad ante las lluvias avanzando en la mejora del alcantarillado, que en la mitad de Málaga no está dimensionado para evacuar el caudal que le llega porque las redes de aguas pluviales y fecales comparten tuberías.

Diagnóstico de Emasa

Con el diagnóstico de Emasa en el que se consideran prioritarias obras valoradas en 14 millones de euros, el PSOE ya ha trasladado su intención de incorporar estas actuaciones. «Una de nuestras principales peticiones es que la ciudad esté protegida frente a las inundaciones mediante la separación de redes, la creación de colectores y sustitución de tuberías», afirmaba ayer el portavoz socialista, Daniel Pérez, quien recomendó al PP «que tenga en cuenta las propuestas de la oposición», entre las que también figuran obras de mejora en asfaltado y acerado en los distritos «que son los grandes olvidados».

En la misma línea, Málaga Ahora resalta como primera medida el aumento de la capacidad de drenaje del alcantarillado en un listado en el que también proponen el soterramiento del cableado aéreo, la reforestación de los parques periurbanos y la creación de más carriles bici. «Les hemos dado nuestras prioridades. Son inversiones encaminadas a mejorar la ciudad», explica su portavoz, Ysabel Torralbo.

En Ciudadanos aún no han trasladado formalmente su propuesta para las inversiones financieramente sostenibles, pero en un primer borrador enviado el pasado verano ya se recogían obras en la mejora del alcantarillado. «Hasta ahora no habíamos visto mucha predisposición del equipo de gobierno a negociar, presentando iniciativas sin hablar con nadie. Ahora parece que las aguas vuelven a su cauce», dejaba caer el concejal 'naranja', Alejandro Carballo.

En esta ronda de reuniones queda pendiente la prevista para la semana que viene con el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla. En cualquier caso, desde la formación de izquierdas ya avisan que la respuesta ante las lluvias será uno de sus ejes prioritarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos