El Obispado de Málaga proyecta un edificio en la trasera de la parroquia de Santo Domingo

Trasera de la iglesia de Santo Domingo en la que se realizará el nuevo edificio. /Ñito Salas
Trasera de la iglesia de Santo Domingo en la que se realizará el nuevo edificio. / Ñito Salas

El inmueble contendrá la casa hermandad y el salón de tronos de Dolores del Puente, además de dependencias parroquiales y de Mena

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El Obispado de Málaga proyecta la construcción de un edificio en la trasera de la iglesia de Santo Domingo que sirva para poner en valor este degradado enclave del Perchel y acoger nuevas instalaciones parroquiales y de cofradías que tienen su sede en este templo. La actuación, que supondrá una inversión de 1,3 millones de euros, ocupará un solar existente junto al edificio del Conservatorio Superior de Danza y las dependencias del antiguo convento dominico que actualmente ejercen como sede de la Cofradía de los Dolores del Puente, que tendrá en este proyecto su nueva casa hermandad –en planta baja más una primera–, dotada con salón para almacenar sus tronos sin tener que desmontarlos.

Esta corporación del Lunes Santo ha convocado para este viernes un cabildo de hermanos en el que prevé aprobar esta operación, en la que participaría junto con la diócesis y la Congregación de Mena, cuyos miembros ya han aprobado en capítulo adherirse a la intervención, diseñada por el arquitecto Adolfo Godina.

Sala de ensayos de la banda

En el caso de Mena, tiene previsto habilitar aquí las salas de ensayo y formación para los integrantes de la banda de música Nuestra Señora de la Soledad, así como oficinas para los departamentos de obra social, albacería, tesorería, secretaría y comunicación. De este modo, la actual casa hermandad de la Congregación podría tener un mayor uso expositivo.

El proyecto se completa con una vivienda para el párroco de Santo Domingo y con mejoras en otras dependencias parroquiales de las que se beneficiará el despacho de Cáritas. Asimismo, prevé reparar la espadaña de la iglesia, así como poner en valor toda la parte trasera del templo y el patio que existe junto a ella. Para poder encajar las nuevas construcciones, la diócesis deberá tramitar ante el Ayuntamiento un estudio urbanístico que permita redistribuir las alturas previstas actualmente en la zona para adaptarse a la medianera del edificio del conservatorio. Asimismo, el proyecto deberá recabar los permisos de la Consejería de Cultura.

 

Fotos

Vídeos