Nuevo curso político, viejas reivindicaciones

Sesión plenaria de la Diputación Provincial. :: ñito salas/
Sesión plenaria de la Diputación Provincial. :: ñito salas

La institución celebra hoy el primer pleno tras el verano con mociones sobre despilfarro, presión fiscal, enchufismo y aulas prefabricadasGobierno y oposición en la Diputación retoman la actividad manteniendo el mismo ambiente de confrontación anterior

AGUSTÍN PELÁEZ MÁLAGA.

La Diputación Provincial comienza hoy el nuevo curso político con la celebración del primer pleno ordinario de la institución tras las vacaciones de verano, un descanso que lejos de haber acercado posturas entre gobierno y oposición recupera viejas reivindicaciones y la misma confrontación de lo que va de legislatura. Desde el equipo de gobierno, el PP lleva a pleno propuestas dirigidas en su mayoría a los ejecutivos de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España, y las demás formaciones hacen los propio con mociones que tienen en su punto de mira al gobierno de Elías Bendodo. Entre las que acuden con el respaldo de todas las formaciones se encuentra la que pretende conseguir la declaración del Caminito del Rey y su entorno como Patrimonio Mundial de la Unesco, como moción institucional.

Sin embargo, la mayoría de la mociones que van a pleno no han sido debatidas previamente. Este es el caso de la propuesta urgente del PP que exigir a a la Junta de Andalucía que retire el proyecto de orden elaborado por la Consejería de Hacienda en el que se pretende «castigar a Málaga subiendo dos impuestos autonómicos ligados al mercado inmobiliario: sucesiones y transmisiones patrimoniales», según el viceportavoz 'popular', Francisco Oblaré.

Por su parte, el PSOE, ya advirtió ayer que acude a la sesión plenaria con el objetivo de atacar la forma en la que el actual equipo del PP está gobernando la institución. Al menos, así lo aseguró el portavoz socialista, Francisco Conejo, que acusó al «PP está gobernando esta casa despilfarrando dinero público, enchufando a amiguetes y cargos del PP, paralizando los servicios públicos que se prestan a los pueblos» y sin abordar el principal problema que afecta a los malagueños: el paro. En este sentido, el PSOE lleva a pleno una moción instando al equipo de gobierno de la Diputación a que ponga en marcha un plan de empleo mediante los ayuntamientos de la provincia por un montante de 10 millones de euros, en el periodo 2018-2019, para complementar las iniciativas locales de empleo que la Junta ha convocado para dicho periodo.

El grupo socialista, que criticó al presidente de la Diputación, Elías Bendodo, por haber convertido la institución en «una gran casa de acogida de cargos del PP expulsados de otras instituciones», persigue asimismo instar al equipo de gobierno a la destitución del director de Deportes, Luis Díaz, «que como gerente del Patronato Provincial de Recaudación fue investigado por su gestión y abandonó la labor pública para no enfrentarse a un expediente disciplinario planteado por un juzgado», según Conejo.

Bomberos y lluvias

Ciudadanos, socio de investidura del PP, lleva una moción sobre el Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) y del de Residuos Sólidos Urbanos (CRSU), por la que exige que se realicen las transferencias exigidas para resolver sus situación. Asimismo, Cs pide en otro punto un diagnóstico riguroso de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) actual de la Diputación para conocer las necesidades reales de personal, amortizar las plazas vacantes que no se vayan a cubrir y se convoquen las que sean necesarias.

Por su parte, el grupo de Izquierda Unida plantea por la vía de urgencia una propuesta para dar solución a los problemas que causan las lluvias, instando a la Junta a que limpie todos los cauces de los ríos y arroyos de la provincia de su competencia, y que al equipo de gobierno provincial del PP diseñe un modelo de Protocolo de Actuación adaptado a la realidad de todos los municipios malagueños.

Málaga Ahora propone que se aumente el presupuesto destinado a ayudas para el alquiler ante la burbuja inmobiliaria que se vive en la provincia y ante la situación de precariedad y pobreza. Asimismo propone que se impulse un plan provincial de accesibilidad universal en los municipios menores de 20.000 habitantes.

El PP propone también instar a la Junta a que invierta en los centros educativos para acabar con las aulas prefabricadas, mientras que el PSOE quiere el Bendodo desista de construir el centro de estudios Bernardo de Gálvez en los jardines de la Térmica.

 

Fotos

Vídeos