La nueva unidad de ictus del Clínico atenderá a unos 600 pacientes al año

Carlos Bautista dice que el SAS dará formación a los médicos que accedan a la dirección. :: salvador salas/
Carlos Bautista dice que el SAS dará formación a los médicos que accedan a la dirección. :: salvador salas

La puesta en marcha de ese dispositivo irá acompañada de la contratación de neurólogos, enfermeros y fisios, entre otro personal

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

La unidad de ictus que la Junta de Andalucía va a crear en el Hospital Clínico Universitario atenderá a unos 600 pacientes al año, según ha podido saber este periódico. La población potencial que tendrá esa unidad supera el millón de habitantes, correspondiente a ciudadanos de Málaga capital y las comarcas del Guadalhorce, Ronda y Costa del Sol. El ictus es un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro

La puesta en marcha de la citada unidad traerá consigo la contratación de profesionales de distintas categorías. Así, está prevista la incorporación de neurólogos, enfermeros, fisioterapeutas, técnicos en cuidados de enfermería y celadores.

La unidad de ictus del Clínico es una de las cinco que la Junta ha aprobado que se creen Andalucía dentro Plan Andaluz de Atención al Ictus, cuya finalidad es mejorar y agilizar la asistencia a los pacientes. La apertura de esas cinco unidades fue anunciada por el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, tras la reunión del Consejo de Gobierno del pasado martes. Según explicó Bendodo, el plan para dar una mejor atención al ictus se aprobó hace más de una década, pero «apenas se había desarrollado hasta el momento».

Bendodo hizo hincapié en la necesidad de «actuar cuanto antes» en casos de ictus para evitar secuelas. El consejero de la Presidencia destacó que el citado programa será fundamental para facilitar un diagnóstico rápido y estará dotado con 200.000 euros en los presupuestos de 2019. La mayor partida se destinará en 2020, con cuatro millones de euros para ese programa.

La unidad de ictus del Clínico será la segunda que haya en Málaga después de la que tiene el Hospital Regional (antiguo Carlos Haya), que cuenta con ocho camas, por lo que se estima que la de Clínico también dispondrá de ese número de camas. La finalidad de las unidad de ictus es ofrecer una asistencia que salve vidas y reduzca las secuelas. La atención que se da a los enfermos las primeras 24-48 horas de sufrir el ictus es fundamental para aumentar la supervivencia y disminuir las secuelas.

«Desde el momento en el que se detecta que algo no funciona bien de forma brusca, bien sea una pérdida de visión, alteración en el habla o alteraciones de movilidad o sensibilidad en partes de nuestro organismo, hay que actuar: no hay un minuto que perder, porque cuanto antes lleguemos al hospital, más opciones hay de que el tratamiento sea eficaz», dijeron fuentes médicas.