Una nueva residencia de ancianos en Pedregalejo prevé crear cien empleos

Proyecto de residencia de ancianos en Pedregalejo./
Proyecto de residencia de ancianos en Pedregalejo.

El proyecto, promovido por una empresa catalana, ocupará un antiguo colegio al que se sumarán dos nuevos edificios conectados

JESÚS HINOJOSAMálaga

Málaga tiene un déficit de 2.859 plazas de residencia de ancianos. Más de 4.700 malagueños de la tercera edad necesitan los servicios de un centro geriátrico y los 31 que existen actualmente en la capital solo pueden dar respuesta a 1.897 personas. Son los cálculos realizados por los promotores del proyecto de residencia que se llevará a cabo en el antiguo colegio de los Ángeles Custodios, ubicado en la calle Amador de los Ríos, en Pedregalejo, una instalación que pretende cubrir un 6,3% de ese déficit con un total de 180 nuevas plazas concertadas. La actuación, cuya tramitación a nivel de planeamiento ya está en marcha por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo, está a cargo de la empresa catalana Cormalin, vinculada al grupo Bastón de Oro, que posee cinco residencias en Cataluña y una en Madrid, y que prevé invertir unos 13 millones de euros en este proyecto, con diseño del arquitecto Carlos Bassó.

La intervención prevé reformar el antiguo colegio, que hasta ahora pertenecía a la comunidad de religiosas de los Santos Ángeles Custodios, para habilitar una residencia geriátrica destinada al cuidado de ancianos en la modalidad de 24 horas y centro de día. A esta construcción, que data de principios del siglo XX y cuenta con protección arquitectónica de grado 1, se añadirán dos más, conectadas con ella mediante pasillos, que albergarán una unidad destinada a deterioros cognitivos en la que se ofrecerán tratamientos para demencias seniles y alzheimer; y otra para personas que requieran condiciones especiales de cuidados tanto por deterioros físicos como por intervenciones hospitalarias. En ella podrían disfrutar de una estancia intermedia entre residencia y hospital.

La actuación depende de los informes positivos de la Junta en materia de aguas y cultura

Según se especifica en el estudio urbanístico que se encuentra en tramitación para encajar la construcción de estos dos nuevos edificios junto al antiguo colegio, en un espacio sin construcción dentro de la misma parcela en el que existen unas pistas deportivas, este centro geriátrico implicará la generación de un centenar de puestos de trabajo directos, más 21 empleos indirectos, para cubrir las especialidades de médicos, enfermeros, trabajadores sociales, auxiliares, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, empleados de limpieza y mantenimiento, cocineros, etcétera.

En el estudio urbanístico que tramita la Gerencia se remarca que los dos nuevos edificios, de planta baja más primera, quedarán conectados con el antiguo colegio mediante pasillos «lo más acristalados posibles, quedando así exenta la edificación catalogada», de forma que las nuevas construcciones «no impiden su contemplación». No obstante, sobre esta cuestión deberá pronunciarse de forma vinculante la Consejería de Cultura.

También deberá hacerlo la delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente porque los suelos sobre los que se asienta el antiguo colegio están calificados oficialmente por la Junta como zona con riesgo de inundación ante una crecida del cercano arroyo de Jaboneros, que separa las barriadas de El Palo y Pedregalejo.

El proyecto prevé preservar las condiciones de protección del edificio del colegio, en cuyo patio central contempla habilitar un nuevo módulo de cafetería. También dispondrá de comedor para los residentes, capilla, salones de lectura y televisión, y salón de visitas, entre otras instalaciones.

En la planta sótano bajo las dos nuevas construcciones propuestas, que ocuparán la esquina entre las calles Gabriel y Galán, y Octavio Picón, se habilitará un total de 20 plazas de aparcamiento que se sumarán a otras 10 previstas en superficie. En este sótano también están dibujadas las instalaciones de cocina, lavandería y la sala de fisioterapia, entre otras. Las nuevas edificaciones tendrán una altura de ocho metros, frente a los siete contemplados por la norma urbanística para esta parcela, para poder adaptarse a la altura de las plantas del colegio.

En total, el proyecto prevé 132 habitaciones de las que 48 serán dobles y 84 individuales. Se desarrollará en una parcela de 8.756 metros cuadrados en la que la superficie construida bajo rasante será de 2.262 metros cuadrados, y sobre rasante, 7.646 metros cuadrados.

 

Fotos

Vídeos