La nueva plaza va tomando forma en La Malagueta

En el nuevo espacio irá una fuente y un monumento a Teodoro Reding./
En el nuevo espacio irá una fuente y un monumento a Teodoro Reding.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Las obras de la nueva plaza de La Malagueta, frente al restaurante Antonio Martín, se encuentran en su ecuador y ya se vislumbra algo la configuración de este nuevo espacio ciudadano. La obra se inició en octubre pasado y su periodo de ejecución es de seis meses, por lo que en primavera debería estar terminada. La actuación, como ya se ha publicado, consiste en reordenar y suprimir las isletas existentes en la confluencia de la avenida de Cánovas del Castillo, la calle Vélez-Málaga y el paseo Ciudad de Melilla, para crear una nueva plaza peatonal con palmeras en la esquina que forman estas dos últimas vías. Un espacio en el que se va a instalar una fuente cibernética ornamental con un muro de 10,5 metros de longitud –perpendicular a Antonio Martín– y 1,4 metros de alto en el que habrá dos cortinas de agua y surtidores iluminados. En la zona, según se ha conocido recientemente, también irá un monumento al general Teodoro Reding, héroe de la Guerra de la Independencia contra los franceses y gobernador de Málaga desde 1806 a 1808. Para conseguir que ese espacio tenga un carácter más peatonal, se eliminará el cambio de sentido que había en la semiglorieta existente en la plaza de la Malagueta, y también se suprimirá el carril que permitía girar desde el paseo Ciudad de Melilla hacia la calle Vélez-Málaga. No obstante, seguirá siendo posible la incorporación desde el citado paseo hacia la avenida de Cánovas del Castillo.

A consecuencia de las obras se han habilitado pasillos peatonales que pueden resultar molestos para transitar por la zona, según advierte una lectora, que se queja de las dificultades que encuentra para acceder a la parada de autobús.

Olivos podados.
Olivos podados.

Olivos podados a los bonsái en Teatinos

Un ciudadano envía al periódico la fotografía superior que dice está tomada en un parque de Teatinos en la calle Aristófanes. «Los olivos están podados con formas de bonsái, de esta forma no dan sombra ninguna y tampoco le dejan filtrar el dióxido de carbono, sólo los ponen por estética, creo sería más saludable dejarlos frondosos, daría más sobra y mejor aire en nuestra ciudad».

Ya nos hicimos eco hace unas semanas de un escrito sobre este mismo tema. Desde el Área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga nos comunicaron entonces que la poda en cuestión es del tipo topiaria y que es correcta, es decir, que no se está cometiendo ninguna irregularidad, pues en ese caso el área abriría un expediente por incumplimiento de la ordenanza como ha ocurrido en otros casos. Añadieron que se trata más bien de un tema de gustos y estética, y que es algo que compete a la entidad urbanística de la zona y al servicio de entidades urbanísticas de la Gerencia Municipal de Urbanismo.