Niños con diabetes participan en una colonia para conocer mejor su padecimiento

Niñas participantes en la colonia. :: sur/
Niñas participantes en la colonia. :: sur

Las actividades que llevan a cabo los menores les permiten ganar en autonomía, autocuidados, calidad de vida y educación entre iguales

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

Un total de 45 menores (18 niños y 27 niñas) de Málaga, Córdoba y Melilla con diabetes tipo 1 participan esta semana en una colonia en Cortijo Frías, en el municipio cordobés de Cabra. Este encuentro tiene como finalidad principal que los niños conozcan mejor su padecimiento y ganen en autonomía, autocuidados, calidad de vida y educación entre iguales. La colonia se lleva a cabo con la colaboración de la Asociación de Diabetes de Málaga (ADIMA) y de los hospitales Regional Carlos Haya y Clínico Universitario.

Además de estar en contacto con la naturaleza y hacer ejercicios al aire libre, los menores fortalecen su relación con los profesionales sanitarios, lo que redunda positivamente en la forma en que encaran la diabetes, explicó la endocrinóloga pediátrica del Hospital Materno Infantil y responsable médico de las colonias para niños con diabetes de este año, Isabel Leiva.

Cada cinco coloniales forman un grupo, a cuyo cargo hay un monitor y un médico. Un aspecto muy importante es que se programan actividades formativas diarias de manejo y autocuidados de la diabetes. Asimismo, se realiza un plan de formación en tecnología y nuevas terapias. También se explica el control de la hipoglucemia y de las técnicas de inyección. Igualmente, hay talleres de alimentación en cada comida con un recuento de hidratos de carbono y el ajuste individualizado de la insulina que necesita cada niño.

Actividades lúdicas

Además de los conocimientos sobre la diabetes, los menores se divierten con la práctica de actividades lúdicas y deportivas. Además, se organizan talleres artesanales, juegos musicales y hay una piscina para refrescarse del calor, una granja escuela y un huerto ecológico. Todo está pensado para que los coloniales pasen una semana amena y que les ayude a afrontar con garantía la diabetes tipo 1. En la colonia se aúnan la diversión con la formación de los menores asistentes.

Un asunto a destacar es que a través de la colonia se cierra el círculo entre pacientes, profesionales sanitarios y asociaciones. Las actividades que se llevan a cabo están supervisadas por nueve monitores, cuyas edades oscilan entre los 18 y los 43 años. Las colaboraciones de los sanitarios que acuden a la colonia son posibles gracias a permisos especiales de los hospitales a los que pertenecen, aunque algunos acuden como voluntarios aprovechando sus vacaciones. En este caso, el equipo sanitario lo componen siete médicos y una enfermera. La colonia se clausurará mañana sábado con un acto en el que intervendrá la presidenta de ADIMA, Sandra Martín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos