«El mundo está lleno de oportunidades, pero hay que saber buscarse la vida»

Pablo Aranda y José Carlos Díez, ayer, durante la conferencia./MIGUE FERNÁNDEZ
Pablo Aranda y José Carlos Díez, ayer, durante la conferencia. / MIGUE FERNÁNDEZ

El economista José Carlos Díez aconseja a los empresarios andaluces que apuesten por la tecnología y la innovación y que tengan visión estratégica para crecer

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El profesor y economista José Carlos Díez considera que «el mundo está lleno de oportunidades, pero que hay que saber encontrarlas y buscarse la vida». Ese fue el mensaje central que pronunció ayer en una conferencia organizada por el Aula de Cultura de SUR y la Obra Social La Caixa, con la colaboración del Museo Carmen Thyssen de Málaga, en cuyo auditorio se celebró el acto. La disertación de Díez se basó en su nuevo libro: 'De la indignación a la esperanza: construir la España del bienestar es posible'. A la finalización del coloquio hubo una firma de ejemplares.

José Carlos Díez fue presentado por el director del Aula de Cultura de SUR, el escritor Pablo Aranda. El conferenciante, que empleó el lenguaje claro y directo que le caracteriza, se definió como «un economista que intenta divulgar». Así, dijo que la economía de Europa está enferma y la comparó con un paciente que se encuentra intubado en la UCI de un hospital. Pese a ello, aseguró que en un mundo globalizado hay muchas oportunidades y que hay que saber dar con ellas. A su juicio, el crecimiento económico se está produciendo en el sur, algo que «para Andalucía es determinante». En ese sentido, indicó que Andalucía no puede perder «el amanecer de África» y se refirió a la importancia estratégica del Mediterráneo, que debe enganchar con la ruta de la seda hasta llega a China.

El profesor universitario y economista recalcó que en su nuevo libro hace un planteamiento optimista en el que da claves para lograr la creación de empleo y subir los salarios. «Hay que poner más el foco en los empresarios que en las empresas». A ese respecto, citó el ejemplo de Amancio Ortega, que empezó con una tienda y ha llegado generar 140.000 empleos. «Partió de la nada y lo ha hecho bien», afirmó Díez, que también alabó el trabajo llevado a cabo por la empresa malagueña Mayoral. A su juicio, a los empresarios que cuidan a sus trabajadores, pagan buenos salarios y apuestan por el talento les suele ir bien.

Crecimiento andaluz

Este mediático economista puso de manifiesto el crecimiento experimentado por Andalucía en los últimos 40 años y precisó que para mejorar y entrar en lo que catalogó como la gran liga, los empresarios andaluces deben apostar de manera decidida por la tecnología y la innovación y por tener visión estratégica. «¿Qué necesitamos en España?», se preguntó Díez. Su respuesta fue que aquellas empresas que saben hacerlo bien deben ser más dinámicas para generar más empleo y pasar de una plantilla de 20 y 50 empleados a otra de 500 o 1.000. «Eso puede pasar en Málaga, que claro que ha crecido en 40 años», significó.

El conferenciante hizo hincapié en que el mundo está cada vez más globalizado, por lo que hay que aguzar el ingenio para ser competitivo y agarrar las oportunidades. Según recalcó, para crecer hay que aprovechar el beneficio de la revolución tecnológica. «No hay que estar contra la inteligencia artificial», señaló. Díez, no obstante, reconoció que el avance tecnológico es tan veloz que hay empresas que no saben adaptarse. En clave española, este experto se mostró optimista y reflejó que sí es posible recuperar el estado de bonanza que había en el país en 2007, antes de la llegada de una crisis que ha hecho mucho daño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos