San Miguel invirtió 3,9 millones de euros en su centro de producción malagueño