El metro termina el primer nivel del túnel bajo la Alameda Principal

I. LILLO MÁLAGA.

La UTE Atarazanas (Sando-Acciona), que construye el tramo del metro bajo la Alameda Principal, ha finalizado la excavación del primer nivel del túnel desde el inicio de la traza, junto al puente de Tetuán, hasta el final del misma, en la confluencia con Puerta del Mar. Así lo informó ayer la Consejería de Fomento, y añadió que, una vez se culmine la losa intermedia que separa los dos niveles, se podrá abordar la extracción de tierras del nivel inferior o contrabóveda, por el que circularán los trenes.

La extracción de tierras entre las pantallas (muros que delimitan el túnel y la estación) a lo largo de toda la extensión del tramo Guadalmedina-Atarazanas, de 300 metros lineales, ha supuesto un volumen de excavación de 14.268 metros cúbicos. El material extraído se ha trasladado mediante camiones a vertederos autorizados. El vaciado de este primer nivel ha sido posible una vez que finalizó la ejecución de los muros pantallas hasta la cota de máxima profundidad (unos 30 metros respecto al nivel de calle, al incluir un tercer nivel para la futura prolongación del Cercanías). Posteriormente, se acometió y terminó la losa de cubierta o techo. En el interior de este primer nivel ya excavado se abordan ahora los trabajos de ejecución de la losa intermedia que separa ambos, y hasta la fecha se ha completado la parte correspondiente al reciento de la futura estación Atarazanas, es decir, la que delimita el vestíbulo del andén, y que equivale al 24,5% de esta estructura.

Estas tareas en el interior del paso subterráneo se llevan a cabo ya sin afectar a la vía pública en la Alameda, salvo por el movimiento de entrada y salida de camiones en la rampa de acceso a la excavación, situada en la confluencia con la calle Puerta del Mar. De esta forma, en la superficie se están completando los trabajos de relleno con tierras naturales desde la losa de cubierta -a unos cinco metros de profundidad- hasta la cota donde se colocará la pavimentación y la nueva solería, a lo que se añade la reposición de los últimos servicios afectados.