Mercamálaga aprovecha la mejoría económica y cierra 2017 con más ventas

El 20% de frutas y hortalizas que vende Mercamálaga proceden de Málaga. /SUR
El 20% de frutas y hortalizas que vende Mercamálaga proceden de Málaga. / SUR

El gran mercado central de abastecimiento de la provincia facturó en el último ejercicio 642 millones de euros en la unidad alimentaria

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El Mercado Central de Abastecimiento de Málaga, Mercamálaga, sigue dando pasos, pequeños, pero hacia adelante, empujado en parte por la recuperación económica del país. El gran mercado malagueño ha logrado cerrar 2017 con un crecimiento de entrada de mercancías en sus instalaciones del 2,25respecto al año anterior en frutas, hortalizas, pescados y mariscos, que son las principales líneas de su unidad de alimentación, al alcanzar las 220.933 toneladas. Esto ha permitido a las empresas de Mercamálaga alcanzar una facturación global en el último ejercicio económico de 642 millones de euros, lo que supone un 0,6% más que en 2016, anualidad en la que su cifra de ventas ascendió a 638,61 millones.

Para el director general de Mercamálaga, Jaime Touchard, «desde el año 2015 se ha ido produciendo una sostenida y suave recuperación de la actividad en los mercados mayoristas de Mercamálaga». Según Touchard, el dato que marca la tendencia y el pulso de la actividad comercializadora es el volumen de entradas de mercancías de alimentación perecedera para la venta en los mercados de frutas y hortalizas y en el mercado de pescados y mariscos.

Así, por lo que se refiere a frutas y hortalizas las entradas durante el pasado año ascendieron a 181.346 toneladas, un 2,54% más de aumento respecto a 2016, y 39.587 toneladas a los mercados de pescados y mariscos, lo que representa un 0,98% más.

Datos

174.090
toneladas de frutas y hortalizas han pasado durante 2017 por las instalaciones de Mercamálaga, de las que 79.530 han sido sólo de frutas, 83.730 de hortalizas. El 20% son productos hortofrutícolas de Málaga.
38.880
toneladas son las comercializadas en el mercado de pescados, de las cuales 33.330 fueron de pescado fresco; 2.150 de marisco, también frescos; 2.260 de pescado congelado y 1.120 de marisco congelado. En 2017, sólo el 16% de los productos procedían de Málaga.

Según Mercamálaga, en el mercado de frutas y hortalizas se ha contabilizado un total de 174.090 toneladas, de las cuales 79.530 han sido sólo de frutas, 83.730 de hortalizas y 10.830 de patatas. En la sección de pescados, el volumen total comercializado durante 2017 en los puestos de este mercado central ascendió a 38.880 toneladas, de las cuales 33.330 fueron de pescado fresco; 2.150 de marisco, también frescos; 2.260 de pescado congelado y 1.120 de marisco congelado.

Una parte muy considerable de las mercancías que se comercializan en Mercamálaga tienen su origen o procedencia en la propia comunidad andaluza, en concreto el 57% del volumen total tiene ese origen regional (el 20% son productos hortofrutícolas de Málaga). En el caso de los productos procedentes del mar, la región aporta un 61% y en el caso de los productos del campo un 53% del total de producto que entra en la unidad alimentaria. De manera provincializada, los orígenes más importantes para el caso de las frutas y hortalizas son Málaga, Huelva, Murcia, Almería y terceros países. En pescados y mariscos las capturas que se ponen a la venta proceden de Huelva, Pontevedra, Almería, Cádiz, Málaga (16%), Coruña y terceros países.

Para Jaime Touchard, Mercamálaga se ha consolidado como unidad alimentaria superando el concepto de mercado de mayorista de Málaga y «convirtiéndose en un complejo agroalimentario de ámbito regional, siendo hoy un referente en Andalucía».

Esto explica en parte que el número de usuarios (compradores y proveedores) haya aumentado un 2,54 por ciento con relación al ejercicio anterior con una entrada también mayor de vehículos. Según Mercamálaga, la movilidad en el entorno de los mercados a cierre del mes de diciembre de 2017 arrojó un total acumulado de 780.000 vehículos, lo que representa también un 2,54% más que en el año 2016.

Nuevas exigencias

No obstante, para Touchard, Mercamálaga debe afrontar las nuevas formas de distribución que se están produciendo en el consumo y a la nuevas exigencias que se derivan de los cambios culturales o de la mejora de las prácticas comerciales. En esta línea se han puesto en marcha diversas iniciativas en materia de ahorro energético, seguridad alimentaria, controles medioambientales y seguridad en el trabajo.

En el aumento de las ventas ha estimulado también el interés de los empresarios implantados en el Mercado Central de Abastecimiento de Málaga por ofrecer productos exclusivos y de calidad a precios económicos. Andrés Rojas, de la empresa Málaga Natural, asegura que la apertura de una línea de frutas y hortalizas ecológicas le ha valido para ganar clientes de toda España, confirmando así que cada vez más acuden compradores de distintas procedencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos