Los médicos malagueños ya han denunciado las mismas agresiones que en todo 2018

SURMÁLAGA.

El presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, exige a la Administración un plan no contra los agredidos sino contra los agresores de profesionales sanitarios, incidiendo en medidas «más duras» y en que ya «no valen paños calientes». Así, en declaraciones a Europa Press, remarca que en lo que va de año se han abierto un total de 28 expedientes por agresión a facultativos, igualando ya a las registrados en todo el año 2018. En estas cifras sólo se contemplan las acciones contra médicos, que lleva la asesoría jurídica de la institución colegial, a los que hay que sumar los sufridos por otros profesionales como enfermeros o celadores. Incluso, ha apuntado que en alguna reunión, algún sindicato ha apuntado a la posibilidad de poner sanciones parecidas a las del carné por puntos para los conductores.

«Es muy grave que estas cifras -de agresiones a médicos- igualen en seis meses a las de todo el año pasado, es una lista interminable», lamenta Luque, quien pese a la «buena voluntad y las muchas reuniones» con la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía, Guardia Civil, Policía Nacional, Subdelegación del Gobierno y la creación del interlocutor sanitario «esto no se soluciona».

Escalada

La «escalada» de agresiones en lo que va de año demuestra, a su juicio, «que no se encuentran las soluciones adecuadas». Por ello, el doctor y presidente de los médicos malagueños incide en que «ha llegado el momento de que la Administración ponga en marcha un plan para el agresor, no para el agredido porque las llevadas a cabo no conducen a nada y no resuelven el problema».

Esas sanciones más duras tanto judicial como administrativas, pueden ir en la línea de órdenes de alejamiento de manera que el agresor no pueda entrar en su centro de salud o su hospital si lo necesita, sino que le obliguen a i a otros de zonas más alejadas, «no como ahora que queda en multa y punto». «Tienen que ser medidas más duras, más sancionadoras, no valen paños de agua caliente», ha subrayado Juan José Luque, quien ha admitido que en esta nueva etapa en la Junta de Andalucía hay una «voluntad magnífica» pero «hay que ser más severos». Ha puesto como ejemplo una campaña puesta en marcha hace unos años por el propio Colegio de Médicos de Málaga en los autobuses de la capital y que decía: 'No me insultes', 'No me agredas'. «Echo de menos que esta campaña de educación sanitaria la asuma quien tiene medios», apostilla.