El Materno lleva a cabo más de 700 cirugías de amígdalas al año en niños mayores de dos años

Imagen de archivo de una consulta de otorrinolaringólogía./
Imagen de archivo de una consulta de otorrinolaringólogía.

El hospital es centro de referencia para ese tipo de intervenciones en la sanidad pública de Málaga

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El Hospital Materno Infantil lleva a cabo más de 700 cirugías de amígdalas al año en niños mayores de dos años. Esa intervención consiste en la extirpación de las amígdalas y de las vegetaciones adenoideas. Las indicaciones básicas de la adenoamigdalectomía son la amigdalitis crónica y la hipertrofia adenoamigdalar, un trastorno que provoca trastornos del sueño. El Materno Infantil es el centro de referencia para esta intervención en menores a partir de dos años. Los niños llegan derivados de las consultas de atención primaria o de los servicios de otorrinolaringología del resto de hospitales de la provincia de Málaga y de algunos comarcales de la de Cádiz.

La directora de la unidad de gestión clínica de otorrinolaringología del Hospital Regional Carlos Haya (al que pertenece el Materno), María Teresa Cantera, ha explicado que esta intervención se realiza con anestesia general. «Por nuestra experiencia, realizamos la técnica con bisturí eléctrico o disector frío y en la mayoría de casos forma parte de las intervenciones conocidas como cirugía mayor ambulatoria, en las que se da el alta en el día si todo ha ido según lo previsto». No obstante, hay casos en los que algunos pacientes pasan una noche hospitalizados. El tiempo de recuperación de esta operación es de unos 10 días tras recibir el alta.

Además de estas intervenciones, la sección pediátrica de otorrinolaringología lleva a cabo en niños drenajes transtimpánicos, cirugías del colesteatoma o broncoscopias rígidas para extracción de cuerpos extraños, entre otros. En adultos, los cirujanos efectúan cerca de una treintena de tipos de intervenciones. Las cirugías del colesteatoma y las timpanoplastias, así como la cirugía oncológica y la de fosas y senos paranasales son las más comunes.

En 2017, la citada unidad llevó a cabo más de 27.500 consultas y cerca de 5.000 pruebas funcionales, en las que, además de audimetrías -de las que se llevaron a cabo más de 2.900- se realizaron estudios de la audición como potenciales evocados, otoemisiones acústicas, que también sirven para estudiar la audición y se realizan fundamentalmente como método de 'screening' de la hipoacusia neonatal, y pruebas vestibulares para el estudio del vértigo, estas últimas solo en adultos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos