El Materno incorpora un retinógrafo para evitar la ceguera en bebés prematuros

Dos profesionales del Materno hacen una prueba a un bebé./SUR
Dos profesionales del Materno hacen una prueba a un bebé. / SUR

Este equipo inalámbrico tiene la ventaja de que puede llevar a unidades complejas como la de neonatología o la UCI

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El Hospital Materno Infantil cuenta con un nuevo retinógrafo que, entre las prestaciones que ofrece, sirve para evitar la ceguera en bebés prematuros. El equipo hará más de 4.000 estudios diagnósticos a recién nacidos prematuros y a menores en edad pediátrica. Este retinógrafo sustituye a uno anterior e incorpora nuevas funciones. Entre ellas, destaca que archiva las imágenes para posteriores comparaciones. Esas imágenes tienen una mayor definición. Asimismo, es inalámbrico, por lo que puede desplazarse a unidades complejas como la de neurocirugía o la UCI de pediatría.

Ese equipo es fundamental para el estudio del ojo, ya que capta imágenes de la retina y realiza angiografías de la misma. También archiva los estudios, lo que facilita posteriores comparaciones. «Este retinógrafo es importante porque sirve para captar imágenes del ojo de bebés y de niños a los que no se les puede hacer la prueba en un retinógrafo de adultos», puso de manifiesto la jefa de sección de oftalmología pediátrica, Julia Escudero. La especialista explicó que el equipo se utiliza tanto para detectar la retinopatía de bebés prematuros como para determinar otras enfermedades vasculares de la retina periférica (estas últimas son menos frecuentes).

La doctora Escudero señaló que el Materno es el segundo centro hospitalario de España en cifra de nacimientos de bebés prematuros. Y agregó: «Por eso, es fundamental contar con una herramienta como esta porque sirve para evitar la ceguera». La especialista indicó que si se descubre algún problema, puede solucionarse con tratamiento farmacológico en el caso de retinopatía central o con láser en la periférica.

Pruebas de fondo de ojo

El retinógrafo se usa a diario, además de para los prematuros y los pequeños que presentan problemas vasculares, porque se emplea para pruebas de fondo de ojo en niños menores de tres años que no colaboran para la exploración. La principal ventaja es que es portátil e inalámbrico y ofrece una visión directa de la periferia de la retina. «Este aparato capta una imagen de campo amplio y detecta la retina central y la periférica, lo que es más seguro para el diagnóstico de enfermedades de la retina», dijo Escudero. Añadió que la obtención de imágenes es imprescindible para publicaciones científicas, docencia y telemedicina, ya que evita traslados a otros hospitales.

La sección pediátrica de oftalmología atiende cada año más de 6.300 consultas de niños. El año pasado, además, llevó a cabo un total de 230 intervenciones quirúrgicas en las instalaciones del Materno.

Temas

Sas, Málaga