El Manuel Altolaguirre se hace visible

Los premiados, rodeados de niños y niñas del colegio Manuel Altolaguirre./Francis Silva
Los premiados, rodeados de niños y niñas del colegio Manuel Altolaguirre. / Francis Silva

Unicaja de Baloncesto, la Casa Real, la Consejería de Educación, Eugenio Chicano, Antena 3 y SUR, reconocidos por los alumnos de este colegio de La Palmilla

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La imaginación de los niños no tiene límites y, puestos a premiar, su primera elección fue el propio Rey de España. La Casa Real no estuvo presente, pero sí un representante de la Subdelegación del Gobierno. Los alumnos del Manuel Altolaguirre, en el que estudian 240 niños de Infantil y Primaria de La Palmilla, pensaron cómo dar visibilidad al colegio y a ellos mismos, conscientes de lo difícil que resulta para un colegio de compensatoria como el suyo hacerse oír.

El centro, que dirige Miguel Ángel Muñoz, cuenta con un equipo de estudiantes, de quinto y sexto de Primaria, consejeros y consejeras en el pleno infantil del Ayuntamiento de Málaga. «En una de las reuniones con ellos, apreciamos que estaban un poco depresivos. Cuando les preguntamos por qué tenían ese estado de ánimo, nos comentaron que se sentían invisibles», explica el director. «Quedamos en meditar la cuestión y ver cómo podíamos revertir esta situación; pensamos que lo que faltaba era ilusión, así que les propuse quitarnos la capa de invisibilidad y pensar de qué manera podíamos ser vistos». Es así como piensan en estos premios Manuel Altolaguirre Mirada de la Infancia. Y es el Rey el primero en el que piensan para invitarle.

Felipe VI no ha estado en La Palmilla. En su lugar, el premio lo recogió el secretario general de la Subdelegación de Málaga, Juan Pedro Carnero. También asistió al acto el concejal de distrito, Francisco Pomares, y el propio alcalde, Francisco de la Torre, se acercó para estar durante unos minutos. La delegada de Educación, Patricia Alba; José Manuel González, por Antena 3; José Carlos Gaspar Romero, de Unicaja Baloncesto; el pintor Eugenio Chicano y el director de SUR, Manuel Castillo, fueron también premiados. Recibieron como recuerdo un 'pin' diseñado por los propios niños. Y un baño de cariño, de espontaneida y de un buen comportamiento, a pesar de la corta edad de muchos de ellos. María Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado, también invitada, envió unas palabras leídas por los niños: «La preparación de estos premios les ha iniciado en la mirada analítica y crítica de su realidad circundante y, además, les ha permito tener una experiencia en el arte del debate y de la construcción de consensos».

El comedor del colegio se convirtió en un improvisado salón de actos en el que el director ejerció de maestro de ceremonias y el mago Iván entretuvo y sorprendió a los niños y mayores con sus trucos de magia. Los premiados mostraron su agradecimiento y valoraron que el reconocimiento haya sido decisión de los propios niños. Manuel Castillo deseó que alguno de ellos llegue a periodista y pueda ver en un lugar destacado de SUR el recuerdo que ayer recibió. Chicano recordó, emocionado, la amistad con un antiguo alumno, agradecido porque en su día le enseñó quién era Picasso. Los niños y niñas del Manuel Altolaguirre se sintieron ayer protagonistas gracias a unos premios que les han ayudado a salir del anonimato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos