Una mañana, 200 kilos de basura menos en las playas de Pedregalejo

Grupo de voluntarios en la zona./Migue Fernández
Grupo de voluntarios en la zona. / Migue Fernández

100 voluntarios se han sumado a la actividad Ecocampus para limpiar la zona entre Astilleros Nereo y Morlaco

CLAUDIA SAN MARTÍN

Las playas de la Costa del Sol son uno de los bienes más preciados para los malagueños y turistas que disfrutan cada día de esta fortuna gratuita, pero, si no se evita, el paso humano acabará pronto con su riqueza marina y terrestre. Tapones, cuerdas, cubertería de plástico, botellas rotas, cristales, colillas de cigarros, pilas, toallitas, hebillas de lata y hasta un biquini ha sido mucha de la basura que los 100 voluntarios de la jornada de Ecocampus han retirado de la playa situada entre Astilleros Nereo y Morlaco, en Pedregalejo, la mañana del sábado. En un paseo de kilómetro y medio, se han recogido un total de 200 kilos de residuos que, el mar ha devuelto a la tierra o han sido el resultado del paso de los bañistas.

Desde las 9.30 horas de la mañana, este centenar de voluntarios de todas las edades y dispuestos a tender una mano amiga han recorrido el litoral por equipos en busca de desperdicios que resultan dañinos y perjudiciales para el medio ambiente. Se trata de una actividad gratuita, que ya va por su 13ª edición, coordinada por el Vicerrectorado de Smart Campus de la UMA, y en la que también ha participado el Ayuntamiento de la ciudad con la iniciativa 'Málaga cómo te quiero', la Asociación Universitaria de Actividades Subacuáticas, Aula del Mar y la Asociación de Vecinos de Pedregalejo.

Además de la recogida de residuos en el litoral, un grupo de buzos se ha sumergido para salvaguardar la riqueza marina retirando la basura del fondo, aunque el tiempo de poniente y la turbiedad del agua no han acompañado a que esta limpieza fuera del todo efectiva. «Hemos visto que los hilos de pesca afectan a las gorgonias, un tipo de coral que está protegido, cortándolos al enredarse», comenta haciendo balance de la jornada Juan Jesús Martín, Coordinador de Programas de Educación Ambiental en Aula del Mar. Además, un grupo de la Asociación de Vecinos de Pedregalejo han reparado en la necesidad de cercar con piedras las reconocidas siemprevivas malagueñas, que se extienden desde Torremolinos hasta Maro.

Desde el Vicerrectorado de Smart Campus, la directora de Secretariado Patricia Mora ha calificado el resultado de la actividad como positiva, poniendo en valor la voluntad de los malagueños que se han acercado por la mañana a la playa para sumarse a la jornada sin estar inscritos previamente. «Este tipo de actividades son interesantes porque se va creando una conciencia alrededor, y cuando vas a la playa y vas a tirar algo ya te lo piensas», comenta Mora. Pedro Palacios, el director técnico del Distrito Málaga Este, ha querido recordar que lo que tenemos en Málaga no es más que «un tesoro que muchas veces no cuidamos como deberíamos», y que actividades como ésta son necesarias para preservar la riqueza común.