Uno de los malagueños agraciados con el Gordo de la Lotería de Navidad 2017: «Esto va para la hipoteca de mis hijos»

José Gómez / Jon Sedano

Afortunados en este sorteo del 22 de diciembre cuentan a qué destinarán el premio

AGUSTÍN PELÁEZ

José Gómez Fernández, jubilado y vecino de la zona de calle Mármoles, ha sido uno de los agraciados con el premio Gordo del sorteo de la Lotería de Navidad que no ha tenido reparos en acudir a la Administración de Loterías y Apuestas nº 59 de la capital, conocida como La Biznaga, para celebrar su suerte. Según ha manifestado, aunque eligió tres décimos de otro número, la que ha llevado la suerte a la familia ha sido su mujer, María del Carmen Gallego, que trabaja como limpiadora y a la que le faltan dos años para jubilarse.

“El premio va a ser para pagar las hipotecas de mis cinco hijos. Tengo 11 nietos y cinco biznietos. Y si nos queda algo espero que sirva para que mi mujer pueda adelantar su jubilación, porque ya ha trabajado bastante”, ha señalado José.

Gómez quiso compartir sus alegría con la dueña de la administración de Loterías, Catalina Durán, con quien se fundió en un fuerte abrazo. “Como jubilado sólo cobro 670 euros al mes y mi mujer tiene que estar trabajando como limpiadora para poder ayudar a nuestros hijos, por lo que el premio nos va a venir muy bien”, ha confesado José, que no ha querido perderse ningún detalle del ambiente de euforia y felicidad que se ha vivido durante parte d ella mañana a las puertas de la administración la Biznaga.

Otro de los afortunados a los que ha sonreído la suerte hoy en Málaga, donde se han repartido casi 129 millones de euros del Gordo de la Navidad, es Manuel Guerrero, de 28 años. Su padre compró cinco décimos en la administración La Biznaga, lo que supone un premio de dos millones de euros (400.000 euros por décimo).

Guerrero, que trabaja en la empresa de aire acondicionado Huespi, ha abandonado por unos momentos su puesto de trabajo esta mañana para acercarse hasta calle Mármoles y celebrar el premio. “Siento mucha felicidad. No he pensado a que voy a destinarlo, sólo espero que me sirva para vivir más tranquilo”, ha señalado.

Manuel, que ha confesado haberse sentido hasta “mareado” de tanta emoción y hasta asimilando la buena noticia, ha recibido abrazos de felicitaciones de numerosos vecinos del barrio en el que vive con su familia. “Es el mejor regalo que he recibido, ya que hace sólo unos días que he cumplido los 28 años”, ha manifestado. Manuel, que ha reconocido sentirse “tremendamente contento”, lo mismo ha llorado que reído embargado por la emoción del momento, mientras aguardaba la llegada del resto de su familia a La Biznaga.

Comprueba si tu número ha sido premiado

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos