Málaga, única provincia donde la Junta no hizo ningún carril bici en los últimos años

Málaga, única provincia donde la Junta no hizo ningún carril bici en los últimos añosGráfico
Germán Pozo

El Plan Andaluz de la Bicicleta, aprobado en 2014, contemplaba una red metropolitana de 114,7 kilómetros y conectar los principales núcleos de la capital

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

¿Se imaginan tener la posibilidad de recorrer a golpe de pedal todo el área metropolitana de Málaga y llegar a los principales puntos neurálgicos de la capital sin tener que ir esquivando coches ni sorteando peatones? Ése era el escenario dibujado para la provincia en el Plan Andaluz de la Bicicleta que la Junta gestó en 2013 para potenciar su uso como medio de transporte. La apuesta, impulsada cuando la Consejería de Fomento estaba en manos de IU (en enero de 2015 volvió al PSOE tras la ruptura del pacto de gobierno), no podía ser más ambiciosa: una malla interurbana de 114,73 kilómetros de vía ciclista que enlazaría todo el litoral desde Fuengirola hasta Rincón de la Victoria con el Valle del Guadalhorce, así como otros 68,58 para completar y dotar de continuidad la red existente en la ciudad de Málaga.

La realidad, cinco años después de que el documento definitivo fuera aprobado por el Consejo de Gobierno en enero de 2014, es la de un pinchazo absoluto. Y no sólo porque los únicos tramos construidos en este periodo son 10 de los 17,8 kilómetros que le corresponden al Ayuntamiento de Málaga, en virtud del convenio que ambas administraciones suscribieron en enero de 2015 para repartirse el trabajo (el 75% el Gobierno andaluza y el resto, el municipal). Tampoco porque Málaga esté a la cola en su grado de ejecución a nivel regional. Lo es porque a día de hoy sigue siendo la única provincia en la que la Junta aún no ha invertido un solo euro para cumplir su compromiso. Ahora queda por ver hasta qué punto el nuevo Gobierno regional coge el testigo después de años de críticas del PP sobre la «nula apuesta» del Ejecutivo socialista por el transporte en bicicleta.

Según datos oficiales de la Consejería de Fomento obtenidos por este periódico al amparo de la Ley de Transparencia, al margen de los deberes que hayan hecho el resto de ayuntamientos de las capitales andaluzas además de los de Jerez y Algeciras, hasta comienzos de año la inversión realizada en Andalucía cofinanciada con fondos europeos para carriles bici es de 29,2 millones de euros, que han posibilitado la puesta en servicio de 139 kilómetros, distribuidos casi a partes iguales entre vías urbanas e interurbanas. Estas cifras se sitúan a años luz de los 421 millones de inversión que se anunciaron para la construcción entre 2014 y 2017 de 1.140 kilómetros de vías urbanas e interurbanas, pero peor es el panorama en suelo malagueño: cero.

Almería y Cádiz, a la cabeza

En el polo opuesto se encuentra Almería, que suma 50,6 kilómetros de vías ciclistas tras una inversión de 6,7 millones; seguidos de los 33,3 kilómetros (9,8 millones) construidos en la provincia de Cádiz, donde la Junta incluso ha completado su parte en Algeciras y Jerez mientras sigue trabajando en la capital. En el siguiente escalón se sitúa Jaén, con 3,9 millones para 18,9 kilómetros de vías íntegramente interurbanas, justo por delante de las provincias de Granada (2,6 millones y 14,2 km.) y Sevilla (3,5 millones y 12,9 km.). Más corta ha sido hasta la fecha la inversión en Córdoba (1,8 millones y 6,8 km.) y Huelva (657.540 euros y 2,3 km.). Eso en cuanto a lo ya en servicio. Además, se encuentran en ejecución otros 29,6 kilómetros de tramos urbanos en las ciudades de Cádiz (15,5), Huelva (10,9) y Córdoba (3,2).

El primer tramo, el de Héroe de Sostoa, aún no ha sido licitado y no estará listo hasta 2020

En el caso de Málaga, la primera actuación autonómica que teóricamente verá la luz, porque así estaba acordado técnicamente con el Consistorio antes del cambio de Gobierno en Andalucía, es la del tramo de 2,2 kilómetros que unirá Juan XXIII con Portada Alta y el entorno de Vialia por Héroe de Sostoa. ¿Cuándo? Sigue siendo una incógnita. A priori, las obras deberían haber arrancado a finales del año pasado, pero lo cierto hasta la fecha es que ni siquiera han salido a concurso. Con un presupuesto de 1,31 millones y un plazo de ejecución de 12 meses, en el mejor de los casos los ciclistas no podrán estrenarlo hasta 2020.

En este sentido, buena parte del retraso arrastrado en la capital tiene que ver con la decisión inicial de empezar por el tramo más complicado de los que competen a la Administración autonómica: el que discurrirá desde Antonio Martín hasta El Palo. Sin embargo, las dificultades surgidas a la hora de encajar la vía ciclista sin eliminar aparcamientos ni comerle terreno al peatón en la acera o el paseo marítimo, se optó por ganarle 2,5 metros a la arena mediante el recrecimiento del muro actual para que el carril bici se ubicara en la parte más próxima a la calzada. Pero esta actuación, valorada en unos 2,8 millones, requiere una larga tramitación, así que se optó por tratar de avanzar en otros tramos menos conflictivos, como el citado en Héroe de Sostoa.

Por su parte, el Ayuntamiento tiene en marcha la construcción de la vía ciclista que enlazará El Atabal con Puerto de la Torre (1.666 metros), y pendiente de acometer el tramo de un kilómetro que conectará la avenida de Cervantes y el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso a través del paseo de Reding.