Málaga prohibirá la publicidad sexista

Conde y Jiménez./SUR
Conde y Jiménez. / SUR

El Ayuntamiento remitirá todos los casos a la Fiscalía además de contemplar sanciones de hasta 1.500 euros

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Los carteles que usan el cuerpo de una mujer para anunciar un producto o los que promuevan la prostitución estarán prohibidos en Málaga en cuanto entre en vigor la modificación de la ordenanza municipal de Convivencia Ciudadana en la que estas prácticas tendrán la calificación de infracción administrativa, contemplándose sanciones de hasta 1.500 euros. Tras consensuarlo con las asociaciones en el marco del Consejo Sectorial de la Mujer, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Málaga ha dado este viernes el primer paso aprobando de forma inicial este cambio normativo. A partir de ahora, tendrá que pasar por la comisión plenaria de Derechos Sociales, el pleno municipal y superar el plazo de alegaciones hasta su aprobación definitiva y su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), por lo que su entrada en vigor no se espera para antes de dos meses.

La modificación consiste en incorporar como infracción las actividades publicitarias que pudieran perturbar la convivencia en materia de igualdad de género. Así, ajustándose a la normativa estatal y autonómica, tendrán la consideración de publicidad lesiva aquellos anuncios que en cualquier formato presenten a una persona, y en particular a mujeres de forma vejatoria, utilizando su cuerpo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, así como la colocación, reparto o difusión de publicidad que promueva cualquier tipo de violencia, el consumo de la prostitución o la explotación sexual.

Según ha informado el concejal de Derechos Sociales, Raúl Jiménez, estos hechos serán puestos en conocimiento del Ministerio Fiscal por si fueran constitutivos de infracción penal y, de forma paralela, serán sancionados con multas de hasta 750 euros por regla general, aunque se elevarían hasta los 1.500 si se ubicaran a menos de 500 metros de centros docentes y otros espacios de afluencia infantil y juvenil. Además, si la empresa anunciante no retira la publicidad, lo haría el Ayuntamiento aunque pasándole la factura al promotor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos