Málaga pretende extender la videovigilancia a las principales calles de la ciudad

Málaga pretende extender la videovigilancia a las principales calles de la ciudad

El Ayuntamiento tramita la instalación de más cámaras en el Centro, en parques y en el PTA, además de incorporar las 78 que ahora sólo se usan para controlar el tráfico

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La ciudad de Málaga puede convertirse en una especie de 'Gran Hermano' en el caso de que salgan adelante todos los proyectos que está tramitando el Ayuntamiento para extender la videovigilancia, que ya está operativa en parte del Centro Histórico, a las principales arterias de la ciudad, a grandes parques, a los polígonos industriales e incluso al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). A la espera de que entren en servicio las 29 cámaras instaladas en las principales áreas empresariales de la capital (Guadalhorce, Santa Bárbara y Azucarera) y de ver si finalmente se logra autorización para desplegar visores en otros nueve polígonos, las únicas que a día de hoy están funcionando están en el Centro. Son 17 puntos de control repartidos por el casco antiguo (Larios, Especerías, Strachan, Cisneros, Granada, Calderería, Méndez Núñez y las plazas de la Constitución, Carbón y Uncibay) y sus imágenes permitieron esclarecer el año pasado más de 200 atestados policiales.

El Consistorio ya tiene autorización del Gobierno para ampliar el radio de acción en el Centro y para vigilar el Parque del Oeste

Unos dispositivos a los que este mismo año se les sumarán otros 20 en el Centro después de que el Gobierno haya dado luz verde, previo visto bueno de la Comisión de Garantías de la Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), a la solicitud municipal de ampliar el radio de acción a otros 13 puntos del eje formado por Carretería y Álamos desde la Tribuna de los Pobres hasta la plaza de la Merced, así como a las calles Nueva, Convalecientes, Císter y San Agustín, y las plazas de la Aduana, la Marina, los Mártires y Félix Sáenz. El Ayuntamiento ya está ultimando los pliegos de condiciones para sacar a concurso la adquisición e instalación de estas cámaras, para lo que este año cuenta en el presupuesto con una partida de 130.000 euros. Estos visores no pueden grabar sonidos y las imágenes captadas deben ser destruidas en el plazo máximo de un mes, salvo que estén relacionadas con alguna infracción penal o administrativa.

De forma paralela, la empresa municipal que se encarga del mantenimiento del Parque del Oeste (Limposam) también está trabajando en la instalación de 17 puntos de control en el interior del recinto, después de que tal y como informó este periódico, también haya sido aprobada la propuesta del Consistorio para tratar de frenar el vandalismo nocturno. En este caso, el periodo de grabación se limitará a las horas en las que el parque está cerrado al público (desde las once de la noche hasta las ocho de la mañana).

Parques públicos

Estas son las dos actuaciones que ya están en marcha, pero en el Área de Seguridad esperan que sean más. De momento, el camino iniciado en el Parque del Oeste pretende continuarlo por otras áreas verdes donde también son frecuentes los actos vandálicos como los parques de Huelin y de María Luisa.

Pero el gran salto aspira a darlo el Ayuntamiento incorporando al servicio de videovigilancia las 78 cámaras de tráfico que hay repartidas por las principales vías de la ciudad para controlar la circulación. Están activas las 24 horas del día y se monitorizan desde el Centro Municipal de Movilidad para tener información en tiempo real del estado del tráfico, pero únicamente se ponen en modo grabación en determinados momentos, como cuando se produce algún atasco o alguna incidencia que requiera algún tipo de intervención por parte de operarios municipales o de la Policía Local. Ahora, la intención del Área de Seguridad es poder utilizarlas además para esclarecer infracciones o delitos de forma que los agentes puedan tomar el control de los visores en momentos puntuales. Actualmente, las únicas imágenes que pueden ver son un carrusel de todas que van variando cada cinco segundos.

Red viaria

En esta línea, el Grupo de Informática y Telecomunicaciones del Cuerpo está estudiando posibles soluciones técnicas que permitan que los técnicos de Movilidad sigan manteniendo el control de las cámaras pero de forma puntual también puedan manejarlas los agentes sin que se produzcan interferencias. En cuanto esté resuelto, el Ayuntamiento completará el expediente con la petición formal que trasladará al Gobierno para aprovechar esta infraestructura de cámaras en periodos de gran afluencia de personas como Semana Santa, Feria o Navidad, así como en grandes eventos que se celebren en la ciudad como puede ser un concierto o la noche de San Juan, momento en el que estaría custodiado todo el paseo marítimo desde Sacaba hasta El Palo. En cualquier caso, cabe reseñar que todas estas solicitudes deben estar acompañadas del pertinente informe delincuencial del Cuerpo Nacional de Policía que justifique la necesidad de contar con cámaras.

Por otra parte, el Ayuntamiento también está tramitando una propuesta del PTA para reforzar la seguridad en el recinto. El proyecto, planteado por los responsables de la tecnópolis pero con la idea de que las imágenes sean controladas por la Policía Local, contempla el aprovechamiento de buena parte de las videocámaras que actualmente apuntan a los edificios y la instalación de nuevos equipos para monitorizar todo lo que ocurra en las calles del complejo, ya que actualmente la única información que se recibe en caso de incidente son las imágenes parciales que puedan captar estos dispositivos orientados hacia las fachadas.

El plan para ampliar la videovigilancia

CENTRO HISTÓRICO. A las 17 cámaras operativas en la 'almendra' del casco antiguo (Larios, plaza de la Constitución, Granada, Calderería o plaza Uncibay, entre otras ubicaciones) se sumarán otras 20 repartidas en 13 puntos de control en las calles Carretería, Álamos, Nueva, Convalecientes, Císter, San Agustín y las plazas de la Merced, Aduana, Marina y Félix Sáenz.

POLÍGONOS INDUSTRIALES. Actualmente hay instaladas 29 videocámaras en los parques empresariales del Guadalhorce, Santa Bárbara y Azucarera, aunque aún no están activas. Éstas fueron las ubicaciones autorizadas por el Gobierno central tras el informe de la Comisión de Garantías de la Videovigilancia del TSJA, aunque el Ayuntamiento mantiene su interés en extender la videvigilancia a otros nueves parques empresariales (Alameda, Villa Rosa, El Viso, Trévenez, La Estrella, La Huertecilla, San Luis, Santa Cruz y Santa Teresa).

PARQUES. La citada comisión del TSJA acaba de informar favorablemente a la petición municipal de instalar 17 puntos de vigilancia en el interior del Parque del Oeste, que estarán operativas por la noche. El Ayuntamiento también solicita autorización para los parques de Huelin y María Luisa.

RED VIARIA. El Ayuntamiento va a solicitar autorización para incorporar al servicio de videovigilancia las 78 cámaras que hay repartidas por la ciudad para controlar el tráfico. La propuesta contempla que estos dispositivos, que permiten monitorizar los vehículos desde el Centro Municipal de Movilidad, puedan ser controlados por la Policía Local en momentos puntuales.

PARQUE TECNOLÓGICO. La dirección de la tecnópolis y el Ayuntamiento están trabajando de forma conjunta en un proyecto para mejorar la videovigilancia en el recinto. La propuesta consiste en redistribuir los visores que apuntan a los edificios e instalar los dispositivos que sean necesarios para poder vigilar las calles y espacios públicos del recinto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos