Málaga se llena de banderas, colores y alegría por el Orgullo LGTBI

La plaza de la Constitución acogió a cientos de personas. /MIGUE FERNÁNDEZ
La plaza de la Constitución acogió a cientos de personas. / MIGUE FERNÁNDEZ

El Día del Orgullo se conmemora con una marcha festiva y la lectura de un manifiesto en la plaza de la Constitución

JOSÉ MIGUEL RAMÍREZMÁLAGA

Como colofón a los actos desarrollados durante todo el mes del orgullo, en la tarde de este viernes, las calles del centro de Málaga se impregnaron de color y alegría para conmemorar el Día del Orgullo. Las banderas arco iris LGTBI y la bandera trans se izaron en los mástiles situados en la puerta del Ayuntamiento de Málaga. Pasadas las 19.00 horas comenzaba una marcha en el Paseo del Parque organizada por la Federación Arco Iris. Durante dicha marcha pudieron verse rostros de políticos malagueños, como Daniel Pérez, PSOE, y Rosa Galindo, Málaga Ahora.

La marcha se inició con una tamborada a cargo del grupo Barakatum en la puerta del Ayuntamiento que animó a todos los presentes a bailar y ondear sus banderas. En este punto se dieron cita cientos de personas que portaban pancartas con mensajes como «gay o hetero ama a tus hijos por igual», «paz, amor y respeto» o «nuestra fuerza está en las calles».

Las risas, la música y las muestras de afecto y cariño fueron las protagonistas de una calurosa tarde en la capital. Laura Márquez, una joven estudiante malagueña que asistía a la marcha, declaró que este tipo de actos «es muy importante para visibilizar al colectivo. Todos somos iguales, simplemente exigimos respeto».

El acto central comenzó a las 20.08 horas en la plaza de la Constitución. Consistió en una concentración de carácter reivindicativo y la lectura de un manifiesto por parte del periodista de SUR Iván Gelibter. Gelibter celebró que se han cumplido 50 años del Orgullo: «Hace apenas medio siglo que nuestro colectivo, formado por lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales, personas no binarias o con expresión de género diverso comenzamos a luchar por nuestra libertad». De esta manera, afirmó que «lo que ahora expresamos y exigimos con manifiestos y leyes, antes lo tuvimos que hacer con piedras. Ese es el espíritu de los Disturbios de Stonewall. El coraje, reconvertido en Orgullo a fuerza de golpes, es la sensación que nunca tenemos que abandonar como colectivo».

Gelibter recordó todos los reconocimientos que este colectivo ha conseguido desde hace 50 años, y es que «en este tiempo de desarrollo en la mayoría de países occidentales, desde 2001 hasta la fecha son casi 30 países los que han reconocido el matrimonio igualitario, y 25 en los que se puede conformar una familia a través de la adopción».

Pero el periodista recalcó que no todo es positivo, ya que «ahora parece que la sombra de la ultraderecha en todo el mundo, con la ayuda y el beneplácito de otras fuerzas políticas que dicen estar nuestro lado, intenta oscurecer nuestro sendero de baldosas amarillas». Además, «en España, la orientación sexual, la diversidad, la expresión de género y la pertenencia a grupo familiar LGTBI son las principales causas de acoso escolar y laboral», sentenció.

Por todo ello, animó a «forjar una alianza firme con el feminismo, y un pacto social con toda la ciudadanía que vete a aquellos que solo quieren un mundo gris y heteronormativo». Estas declaraciones provocaron una gran ovación y lágrimas en unas chicas que escuchaban atentamente el manifiesto. Málaga fue testigo de un día histórico, siendo la primera vez que la ciudad contaba con un programa completo de actividades para conmemorar el Día del Orgullo LGTBI.

Temas

Lgtbi