Málaga estrenará videovigilancia en la feria

El Centro cuenta actualmente con 17 puntos de videovigilancia./Sur
El Centro cuenta actualmente con 17 puntos de videovigilancia. / Sur

Se instalarán diez cámaras fijas en ocho puntos que darán cobertura a las zonas de mayor concentración de personas en el recinto de Cortijo de Torres

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El sistema de videovigilancia que lleva años implantado en el Centro Histórico de Málaga con 17 puntos se verá reforzado de forma temporal durante la feria con nuevos dispositivos que ampliarán el radio de cobertura al real de Cortijo de Torres. Una vez obtenida la autorización de la Delegación del Gobierno central en Andalucía y de la Comisión de Garantías de la Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el Ayuntamiento va a instalar ocho puntos de control con una decena de equipos en las zonas de mayor concentración de personas en el recinto ferial, abarcando todo el eje de la avenida de las Malagueñas y las estaciones provisionales de autobuses y taxis que se ubicarán junto a la portada principal, pero debido a su capacidad de girar 360 grados podrán apuntar a la mayor parte de los viales transversales a esta avenida.

Este sistema permitirá una rápida coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía, así como comunicar de manera inmediata con el Centro Municipal de Emergencias y con el puesto de mando que se ubicará en el real. Este refuerzo provisional de la videovigilancia ya se realizó la pasada Semana Santa con motivo del nuevo recorrido y ahora se aplicará al recinto ferial en el marco del operativo especial que cada año se pone en marcha para las fiestas, que en esta edición abarcan desde el 14 hasta el 24 de agosto.

Los puntos de mayor afluencia del Real y el Centro volverán a tener obstáculos para impedir el paso de vehículos

El dispositivo se ha concretado este martes en la reunión de la Junta Local de Seguridad presidida por el alcalde, Francisco de la Torre, y la subdelegada del Gobierno central, María Gámez. La Policía Local realizará un total de 5.314 servicios durante la feria con una media de 483 efectivos diarios, de los que 226 se adscriben al operativo extraordinario. Por su parte, el Cuerpo Nacional de Policía destina 1.840 agentes de una docena de unidades, con una presencia media diaria de 160 policías en la calle; mientras la Guardia Civil participará con 190 efectivos de siete unidades. Las fuerzas y cuerpos de seguridad estarán coordinadas y se distribuirán por sectores en los puntos de gran afluencia de público para evitar solapamientos y llevar a cabo de ese modo un servicio más óptimo y eficaz.

Reunión de la Junta Local de Seguridad para concretar el operativo especial de la feria.
Reunión de la Junta Local de Seguridad para concretar el operativo especial de la feria. / Sur

En el Centro se extremarán las medidas de prevención de actividades delictivas y control de objetos peligrosos, entre los que se incluyen los controles de acceso para evitar la entrada con botellas de vidrio, control de venta de alcohol a menores, venta de bebidas sin autorización, venta ambulante, así como las barras de alcance para la expedición de bebidas para su consumo en la vía pública y otras infracciones a la Ordenanza de Convivencia. A la finalización de la feria del Centro cada día se realizará apoyo a los servicios de limpieza por parte de ambos cuerpos de manera coordinada.

Para una mayor seguridad en todas las áreas de gran aglomeración de personas, tanto del Real como del Centro, y como ya se hizo el año pasado, en puntos de entradas determinados se establecerán zonas de cerramientos con obstáculos físicos para el bloqueo de las mismas, dispuestos de tal manera que se realice la maniobra en el menor tiempo. En este sentido, cabe reseñar que el dispositivo especial aprobado en la Junta Local de Seguridad tiene en cuenta que continúa activo el nivel de alerta antiterrorista 4.

Taxis y VTC

De forma paralela, hoy también se ha dado a conocer el dispositivo especial para reforzar el servicio de taxis durante las fiestas. De forma consensuada con las asociaciones del sector, se va a eliminar el régimen de descanso obligatorio para que la mayor parte de la flota pueda estar operativa. Además, como viene siendo habitual, se habilitarán sendas paradas de taxis en Camino de los Prados, junto a la portada principal, a la que los vehículos podrán acceder desde el Camino de San Rafael, que quedará restringido a residentes y transporte público (taxis y autobuses).

No así para los vehículos de transporte con conductor (VTC) que prestan servicio a través de aplicaciones como Uber y Cabify. Como ya ocurrió en año pasado, estos coches no podrán acceder al recinto ferial, derivando sus servicios al entorno de la calle La Bohème, en su confluencia con la avenida María Zambrano. Volviendo a los taxis, también contarán con una parada en la zona norte de la feria, concretamente en la calzada sur de la avenida Ortega y Gasset, que estará operativa por la noche una vez quede cortada al tráfico el citado vial hasta las 6.00 horas.