¿Por qué Málaga capital tiene el título de Muy Hospitalaria?

¿Por qué Málaga capital tiene el título de Muy Hospitalaria?

Lo recibió en 1901 por el comportamiento de la ciudad durante el naufragio de la fragata de guerra alemana 'Gneisenau'. En la tragedia marítima murieron 41 personas entre miembros de la tripulación y malagueños que participaron en el rescate

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

ÁNGEL ESCALERA

Todo en la historia tiene un porqué, unas causas y unas consecuencias. En este caso, el porqué de que Málaga cuente con el título de Muy Hospitalaria se relaciona con el ejemplar comportamiento de la ciudad en el naufragio de la fragata de guerra alemana 'Gneisenau', ocurrido el 16 de diciembre de 1900, en la entrada al puerto de Málaga a causa de un fuerte temporal. Los malagueños se volcaron en el salvamento de la tripulación del buque germano. En esa tragedia marítima murieron 41 personas entre marineros y malagueños.

El 3 de enero de 1901 se reconoció el altruismo y la solidaridad demostrados por la ciudad con la concesión del título de Muy Hospitalaria en un decreto firmado por la regente María Cristina que decía así: «En nombre de mi augusto hijo el Rey Don Alfonso XIII y como Reina Regente del Reino vengo en conceder a la ciudad de Málaga el título de Muy Hospitalaria a que tan honrosamente se ha hecho acreedora, rivalizando todas sus clases, corporaciones y Ayuntamiento en el salvamento de náufragos de la fragata de guerra 'Gneisenau', acreditando una vez más las altas dotes de abnegación y valor y caridad que distinguen a tan noble pueblo».

Hundimiento del Gneiseau en Málaga.
Hundimiento del Gneiseau en Málaga.

El naufragio se produjo cuando la 'Gneisenau' trató de entrar en el recinto portuario, sobre las once y media de la mañana. A primera hora del día el máximo responsable de la fragata, el comandante Kretschmann, había rechazado la propuesta de las autoridades para que la embarcación se refugiase en el puerto. Sin embargo, el fuerte oleaje rompió las anclas y el barco fue arrastrado y chocó contra las rocas de La Farola.

A resultas del impacto, las 3.000 toneladas de la nave y sus 470 tripulantes empezaron a hundirse. Aunque se puso en marcha en seguida el plan de evacuación de los marineros, algunas de las barcas utilizadas para el salvamento se estrellaron contra las piedras, mientras que otras fueron hundidas por la fuerza de las olas. Los malagueños, en cuanto se dieron cuenta del suceso, se apresaron a socorrer a los tripulantes de la 'Gneisenau'. Así, varias barcas se hicieron a la mar pese al peligro que representaban los embates de un mar embravecido, que echó a pique a varias de las pequeñas embarcaciones. Los malagueños no se arredraron y, provistos de cables, lograron rescatar a muchos náufragos. No obstante, hubo 41 fallecidos, entre ellos el comandante Kretschmann y 12 ciudadanos de Málaga.

Detalle del escudo de la ciudad.
Detalle del escudo de la ciudad.

Los heridos fueron ingresados en el Hospital Noble y los supervivientes sanos, en el Ayuntamiento. La oficialidad de la fragata se alojó en el domicilio del cónsul de Alemania, Adolfo Príes. Malagueños y supervivientes del naufragio acudieron al entierro de las víctimas y compartieron el dolor por las vidas que se cobró el mar.

Puente de los Alemanes

En agradecimiento por el heroico comportamiento de la ciudad, Alemania regaló a Málaga el puente de Santo Domingo (conocido como el de los Alemanes), que fue inaugurado el 16 de diciembre de 1909, justamente nueve años después del hundimiento de la fragata 'Gneisenau'. La idea de dotar a la ciudad de este puente partió de la colonia de germanos que vivían en Málaga tras la devastadora riada de 1907. La iniciativa, que fue costeada por Alemania, consistió en crear una pasarela metálica para restablecer la comunicación entre los barrios del Perchel y de la Trinidad. El coste del puente fue sufragado por particulares, centros oficiales alemanes y por el emperador Guillermo II.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos