Luis Enríquez: «El servicio del periódico todavía no lo presta ninguna otra cosa»

Luis Enríquez y Manuel Castillo, al finalizar el acto en el Centre Pompidou. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: Pedro J. Quero

El consejero delegado de Vocento insiste en el foro Lidera Málaga que la prensa sigue siendo el «único vehículo a partir del cual un ciudadano puede comprender la realidad»

AGUSTÍN PELÁEZ

La irrupción de Internet allá por 1995 supuso un antes y un después para los medios de comunicación. Tanto que muchos periódicos comenzaron a perder posición. Sin embargo, a pesar de la múltiples opciones que ofrece la web, «el servicio del periódico todavía no lo presta ninguna otra cosa». Al menos, así lo aseguró ayer en el foro empresarial Lidera Málaga, que organiza Diario SUR y la Diputación Provincial de Málaga, con colaboración con AC Hotels Marriott, el consejero delegado de Vocento, grupo de comunicación del que forma parte la cabecera malagueña, Luis Enríquez.

Para el CEO de Vocento, la realidad es imposible comprenderla sin un periódico, toda vez que la prensa sigue siendo «el único vehículo a partir del cual un ciudadano del mundo puede comprender la realidad informativa. Tendrá otros impactos en otros medios, pero es imposible comprender la realidad de otra forma».

Enríquez ha insistido en que los profesionales de las cabeceras de Vocento obtienen información, la contrastan adecuadamente, la clasifican, la jerarquizan y la desarrollan a lo largo del tiempo, «de modo que un lector va comprendiendo lo que va sucediendo en su ciudad, en España o en el mundo a partir de informaciones anteriores bien desarrolladas, contextualizadas y comprendidas».

Según el CEO de Vocento, aunque hasta hace bien poco el grupo editorial se estaba equivocando al volcar toda su capacidad informativa en Internet, de manera gratuita, distribuyendo todos los contenidos a toda la sociedad, «como si el valor de los medios profesionales puestos al servicio de todos fuera una especie de servicio público, no tuviera valoren si mismo», actualmente seis de sus cabeceras ofrecen ya contenidos de pago.

Para Enríquez, la distribución gratuita de contenidos llevó a la búsqueda de volúmenes, los rankings, descuidando «nuestra función principal, dedicarnos a los que nos dedicamos, la información cualitativa, exhaustiva. Empezamos a poner el foco en Google, en los buscadores y a distorsionar algo, no del todo, pero mínimamente, la función periodística».

En su relato, Enríquez ha recordado que se fueron buscando informaciones que se hicieran virales, que fueran vistas cuanto más mejor. En este sentido, ha dicho que a la hora de buscar a más usuarios eventuales, se empezó a poner el acento en informaciones que no eran «nuestra información característica».

La aparición de Internet, según Enríquez, dio entrada a nuevos competidores, medios nativos nacidos en el entorno digital, «donde es muchísimo más difícil comprender la realidad tal y cual es presentada. Son más impactos informativos que una comprensión adecuada, pero son competidores». A pesar de ello, para el CEO de Vocento estos medios enriquecen la capacidad de información y la diversidad de puntos de vista de nuestros usuarios en sus territorios.

La aparición de Google y su decisión de compilar la información de todos los medios (Google News) y ofrecerla a los ciudadanos como una suerte de servicio público. «Eramos como una especie de agencia entregada a Google para que ellos reubicaran a su criterio nuestra información», aunque en España se promovió la Ley de la Tasa Google, a partir de la cual si querían utilizar los contenidos de los editores «nos tenían que pagar una cantidad equitativa e irrenunciable», según Enríquez. Ello hizo que España sea el único país del mundo donde Google News no opera.

El consejero delegado de Vocento se ha referido también a la aparición de redes sociales como Facebook, por donde circulan información cuya procedencia se desconoce, y como con Donald Trump llegó la moda de la identificación de las falsas fuentes, de la noticias falsas, retocadas, «de los propósitos desconocidos, de quien está detrás de qué iniciativa, para nombrar bo se qué propósitos». En este sentido, Enríquez ha destacado la importancia de saber quienes son los accionistas de Vocento, su linea editorial y a quien hay que reclamar si algo es mentira. «El problema con las redes sociales es que no tienes nadie a quien reclamar, no son un medio de comunicación, son la plaza de toros, es un sitio donde todo el mundo: ciudadanos, instituciones, asociaciones vecinales..., vierten sus expresiones, su criterio, que no es más que eso su criterio. Si son tenidas como informaciones contrastadas, a partir de ahí se extienden rumores, son dados como noticias y establecen la posibilidad de causar una cierta influencia sobre lectores y poblaciones que normalmente se dan por informados, se causan en sí mismos falsa sensación de información, y empezamos a ver resultados extraños: Brexit, populismos o como en política viejas recetas de eslóganes fáciles acaban calando en sociedades con mentalidades débiles».

Es a partir de aquí, según Enríquez, cuando Vocento se planta y empieza reconsiderar que el volumen no «nos llevaba a ninguna parte», o como Google o Facebook empezaban a aglutinar el 75% de la publicidad digital y que «estábamos contribuyendo a ello. Estábamos alimentando los contenidos de estas dos plataformas. Es cuando empezamos a pensar que con el volumen no podemos competir». Según el CEO de Vocento, es esa reflexión la que lleva al grupo de comunicación a pensar que había que apostar por la calidad y recuperar todo lo que diferencia los periódicos de estos grandes operadores, porque aunque tienen el volumen, los anunciantes quieren situar sus marcas en «un entorno confiable para su reputación». Esa oferta cualitativa de contenidos, según ha asegurado, está empezando a dar resultados.

Salado defiende un «periodismo fiable» que aporte calma y perspectiva

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, que fue la persona encargada de presentar al consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez, en el foro Lidera Málaga celebrado ayer en el Centro Pompidou Málaga, declaró que en los tiempo convulsos y de incertidumbre que nos ha tocado vivir, de sobrevaloración de la redes sociales y de linchamientos mediáticos, del intrusismo absoluto e invención de la realidad «el papel de los medios de comunicación de calidad resulta más necesario que nunca».

Según Salado, la democracia necesita un periodismo de calidad, analítico, independiente, crítico y exigente, pero a la vez sosegado y moderado. «La sociedad necesita un periodismo fiable, que aporte calma y perspectiva a la sociedad, una visión actual pero también histórica», insistió.

El presidente de la Diputación dijo que diario SUR, desde la tradición y la solera, es un referente en Andalucía y «ha sabido mantener y actualizar el compromiso con los lectores y la sociedad malagueña». Destacó que Vocento es el único grupo editorial que en España ha implantado modelos de pago por contenidos en Internet, algo que dijo «es necesario en estos tiempos. La información de calidad no es gratis. Se elabora por profesionales y su elaboración es muy costosa y compleja», manifestó.

Enríquez ha insistido en el periódico merece un pago, «como también todas las noticias contenidas en nuestras webs. Nuestros periodistas, muy cualificados; colaboradores, columnistas, diseño tienen que tener una contraprestación. Tenemos que recuperar el contrato tradicional del periódico con el lector. Es con los lectores con los que tenemos que establece de nuevo el vínculo, a partir de cual podemos ser rentable, porque si no hay rentabilidad no hay independencia».

Según el consejero delegado de Vocento, por primera vez después de la irrupción digital, el contenido de pago está proporcionando un camino que está dando al grupo de comunicación «sentido de negocio» y que también se empieza a ver en la estrategia de resultados de los grupos de prensa en los últimos años.

Soporte

En esta línea, ha señalado que lo que no ha hecho mal Vocento es «no dar la espalda al soporte del periódico. Siempre hemos creído que no podíamos dejar de lado el ámbito cualitativo de nuestros periódicos, porque «a día de hoy, no hay ningún otro soporte informativo que lo sustituya».

Luis Enríquez, que fue presentado por el presidente de la Diputación, Francisco Salado, manifestó que Vocento cuenta ya con 25.000 suscriptores y seis cabeceras, incluida la de SUR, en pago por contenidos. En este sentido, anunció que todas la cabeceras regionales de Vocento serán de pago antes del primer trimestre del próximo año. «Ahora mismo, la apuesta por el pago nos está suponiendo perder dinero respecto de la publicidad que obtendríamos si no tuviéramos el entorno de pago abierto, pero el ingreso por la suscripción será más que la publicidad que entregamos a partir de mediados de 2020, cuando probablemente alcancemos los 50.000 o 60.000 suscriptores», dijo.

Durante el coloquio, que estuvo dirigido por el director de SUR, Manuel Castillo, Enríquez declaró sobre cómo se puede conjugar el modelo de suscripción con la pérdida de influencia «que los periódicos no son un entorno que base su influencia en el volumen. Nuestra influencia no pasa porque mucha gente nos lea, pasa porque nos lean los lectores adecuados, que después van a tener influencia en las sociedades en las que están», puntualizó.

Alianzas

Respecto a si en el futuro se producirán nuevas concentraciones de grupos de comunicación de prensa escrita, el consejero delegado de Vocento dejó claro que no está a favor de la desaparición de un medio. «Me parece una mala noticia la desaparición de un medio de comunicación, me da igual lo poco o mucho que nos gustara. Cuantos más medios mejor, aunque lo que pasa es que nos dificulta más la vida», dijo.

En este sentido, aclaró que los líderes de la prensa en España son la prensa regional, y que no hay ninguna provincia, salvo Sevilla, donde una cabecera nacional sea líder. «Esto es algo que se desconoce en Madrid, porque todo el mundo cree que la opinión pública la marca el periódico nacional de turno. Un ejemplo que pongo es que si se suma la venta de 'La Razón', 'El Mundo' y 'El País' en Guipúzcoa son el 9% del 'Diario Vasco'. Los líderes somos los periódicos regionales», indicó.

El foro empresarial Lidera Málaga tuvo como escenario el auditorio del Centre Pompidou Málaga, que registró un lleno absoluto.