Una lotera de Teatinos guarda un décimo premiado con 60.000 euros a un cliente que no lo pagó

La responsable de la administración de Lotería de Teatinos, Mª José Hernández, ubicada en la calle Franz Kafka. /SUR
La responsable de la administración de Lotería de Teatinos, Mª José Hernández, ubicada en la calle Franz Kafka. / SUR

Estaba abonado al número agraciado, el 19257, desde hacía diez años. «Sentíamos la obligación moral de dárselo»

Rossel Aparicio
ROSSEL APARICIOMálaga

Pedro es cliente habitual de la administración de Lotería Tita Lina de Teatinos y, desde hace diez años, está abonado a un número, el 19257. Después de tanto tiempo, la suerte quiso este sábado pasado que esa fuera precisamente la combinación agraciada con el primer Premio de la Lotería Nacional. Sin embargo, aunque este cliente no llegó a abonar el décimo en cuestión, finalmente podrá disfrutar de los 60.000 euros de premio gracias al gesto de la responsable de la administración ubicada en la calle Franz Kafka. «No lo pagó a tiempo pero sentíamos la obligación moral de guardárselo», explica a SUR.es María José Hernández. «Le llamamos por teléfono en cuanto lo supimos y le dijimos: páganos los 6 euros que nos debes y nosotros te daremos 60.000 euros», explica con humor la lotera. ¿La respuesta del cliente? «Se sorprendió mucho y acabó llorando de alegría», agrega Hernández, satisfecha.

Se trata de la primera vez que esta administración de lotería reparte un premio aunque este cliente despistado, Pedro, no fue el único ya que vendieron 10 décimos con el número agraciado, lo que supone 600.000 euros en total. Este primer premio fue vendido también en Cuevas del Becerro así como en numerosas administraciones españolas, en ellas, las ubicadas en las localidades barcelonesas de Calldetenes, Mataró y Sant Boi de Llobregat; en Elorrio (Vizcaya), Ahigal (Cáceres), Jerez de la Frontera (Cádiz), Alhambra (Ciudad Real), La Bañeza (León), y en los municipios madrileños de Alcalá de Henares y Robledo de Chavela, y en la capital, según informó Loterías y Apuestas del Estado.

La emotiva historia de Manuel

Lo sucedido en esta administración malagueña recuerda y mucho a la ficción que emocionó a toda España allá en el año 2014 y que narraba el anuncio de la Lotería de Navidad de aquel año: la historia de Manuel, el único cliente de un bar, el bar de Antonio, que no compró el décimo que acabó haciéndose con el Premio Gordo. Con el corazón en un puño dejaba a los telespectadores el spot cuando Antonio, el camarero, entregaba al protagonista de esta historia ese décimo premiado haciéndole estallar en lágrimas de alegría (vea el spot aquí). «Pues sí, algo parecido a ese anuncio es lo que aquí ha pasado, en Teatinos. Era justo que disfrutara de ese premio ya que siempre ha cumplido con nosotros», apunta risueño Eduardo, el marido de la responsable de la administración. «El mayor premio es compartir», rezaba entonces el anuncio navideño que muchos recordarán, una moraleja que comparten en esta administración de lotería malagueña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos