Juzgan a un hombre acusado de rayar varios vehículos de policías locales indignado por una sanción

Las cámaras de seguridad de la jefatura grabaron al sospechoso merodeando por el lugar en el que estaban aparcados los coches de los policías locales/SUR
Las cámaras de seguridad de la jefatura grabaron al sospechoso merodeando por el lugar en el que estaban aparcados los coches de los policías locales / SUR

La Fiscalía solicita que sea condenado al pago de una multa de 9.000 euros y a que indemnice a los agentes por los daños en sus coches

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Las cámaras de seguridad de la Jefatura Central de la Policía Local de Málaga le pillaron en varias ocasiones merodeando junto a los coches particulares de los agentes. Mientras ellos estaban de servicio, los vehículos permanecían aparcados en las inmediaciones del edificio, momento que el sospechoso habría aprovechado para rayarlos, cobrándose así su particular venganza. Al parecer, estaba indignado por una multa que le habían puesto y que, a su juicio, era totalmente injusta. La Fiscalía de Málaga sentará hoy en el banquillo al hombre acusado de protagonizar estos hechos.

Todo ocurrió en septiembre de 2015. Sobre las 14.40 horas del día 19, la representante del Ministerio Público asegura que el procesado se dirigió a la calle Don Rodrigo de la capital, junto a la que se encuentra la jefatura central, y usó una llave para rayar varios vehículos particulares de policías locales.

No fue la única ocasión en la que el sospechoso habría dañado los coches de los agentes. En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso este periódico, la fiscal expone que el hombre repitió la misma acción unos días más tarde, en concreto, el 23 de septiembre sobre las 20.20 horas.

Las fuentes consultadas por este periódico han asegurado que los vehículos afectados por la acción del sospechoso alcanzaron la decena. Sin embargo, muchos de los agentes recurrieron al seguro del coche y, en la sesión de hoy, se tratarán únicamente los desperfectos registrados en tres turismos, que fueron tasados en algo más de mil euros en total.

La representante del Ministerio Público considera que lo ocurrido supone un delito continuado de daños. Asegura que el procesado es culpable de ello y solicita que indemnice a los policías locales con los 1.010 euros en los que fueron tasados los desperfectos, así como que se le imponga el deber de pagar una multa de 9.000 euros.

Otros episodios

El caso que está previsto que se juzgue hoy en la Ciudad de la Justicia no es el único que se registró en 2015. En abril de ese mismo año, policías locales sorprendieron a un joven de unos 30 años con un cúter en la mano cuando estaba merodeando junto a los vehículos particulares de los agentes estacionados en la jefatura central. Dieciséis de ellos estaban rayados. Al identificarlo, descubrieron que era el mismo individuo al que una patrulla expulsó el día anterior de un autobús por su mal comportamiento.

Unos meses más tarde, en octubre, un hombre de unos 40 años, español y vecino de Málaga, fue detenido por la Policía Local acusado de rayar una quincena de coches particulares que los agentes dejaban aparcados en la misma zona citada anteriormente.