La Junta reparará su geriátrico en El Palo para frenar su deterioro

La residencia de ancianos está en la calle Camelias. /Félix Palacios
La residencia de ancianos está en la calle Camelias. / Félix Palacios

El Gobierno andaluz saca a concurso los trabajos, que están valorados en 750.000 euros y servirán para volver a utilizar una planta clausurada

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Tuberías de agua rotas, muros deteriorados, carencias en los sistemas de evacuación y contra incendios, una planta entera clausurada... Son algunas deficiencias que presenta el único centro geriátrico de gestión totalmente pública que posee la Junta de Andalucía en Málaga capital. Se encuentra en el número 6 de la calle Camelias, en El Palo, y la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha dado ya el paso para repararlo. Este departamento del Gobierno andaluz ha sacado a concurso la contratación de las obras de mejora de esta residencia de mayores, con un presupuesto de 752.601 euros, para el que se contará con fondos europeos, y un plazo de ejecución de diez meses.

Se trata de un edificio construido en el año 1975 de planta baja más seis y dos semisótanos que se encuentra en un terreno escarpado, rodeado de jardines y con buenas vistas al mar. Sin embargo, el paso del tiempo ha hecho mella en esta edificación, según se pone de manifiesto en el expediente de contratación de las reparaciones, en el que se señala que es necesaria una mejora de la sectorización para garantizar la evacuación de los ocupantes, habilitar dos ascensores montacamillas de emergencia, instalar extintores y detectores de humo, poner en funcionamiento la segunda planta de habitaciones, adecuar o sustituir instalaciones, restaurar las escaleras de emergencia, reordenar los baños especiales para ancianos, sustituir pasamanos y arreglar el suelo de las cocinas.

Medidas de evacuación

Así, dentro del apartado de medidas para mejorar las condiciones contra incendios, se van a sustituir puertas y colocar nuevas según los cálculos de ocupación y evacuación; se van a reparar dos escaleras exteriores de emergencia y se van a habilitar dos ascensores de emergencia para camillas, entre otras medidas. Según señala el expediente de contratación, la normativa obliga a que los geriátricos de la Junta dispongan de un ascensor montacamillas por cada 60 usuarios. La residencia de El Palo tiene capacidad para 187 personas, por lo que debería contar con tres de estos ascensores. Sin embargo, el Gobierno andaluz considera suficientes los dos previstos. «El diseño en altura del edificio y la ocupación máxima del mismo, según datos de dirección no rebasa el 80%, hacen que la dotación de dos ascensores sea un número idóneo para el funcionamiento normal de una residencia», argumenta la Junta en la memoria del proyecto.

Respecto a la segunda planta, se prevé una reforma al completo para su puesta en uso y un «nuevo diseño para ensanchar el pasillo de entrada y salida a las habitaciones ya que el acceso en camilla era muy dificultoso para el personal». Además, las obras prevén reemplazar todas las tuberías de agua fría y caliente en todas las plantas «según el grado máximo de deterioro» y el «arreglo de parte del suelo de vinilo en cocina, ya que se encuentra levantado y puede provocar accidentes».