La Junta pide al Gobierno que vuelva a regular el periodo de rebajas

La Junta pide al Gobierno que vuelva a regular el periodo de rebajas

Considera que la situación actual «es letal» para el pequeño comercio

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

La Junta de Andalucía ha exigido al Gobierno central que vuelva a regular los periodos tradicionales de rebajas, ya que la situación actual «es letal» para el pequeño comercio. El director de Comercio de la administración regional, Raúl Perales, ha afirmado hoy que la desregulación implantada por el gobierno del PP hace ocho años es perjudicial porque no todos los negocios pueden competir en igualdad de oportunidades y «hay que mimar al sector más vulnerable».

Antes de realizar una visita por los centros comerciales abiertos de Málaga, Benalmádena y Marbella, el dirigente explicó que el comercio es un pilar estratégico para la economía de la región al contar con 140.000 empresas y generar 85.000 millones de facturación. Dijo que el objetivo de la Junta de Andalucía es buscar el equilibrio entre los diferentes formatos comerciales pero cuidando al sector más vulnerable con medidas como la limitación de horarios comerciales y las diferentes líneas de ayuda para la modernización del sector. «Hay que lograr que el consumidor pueda elegir, pero debe ser consciente de que si compra en el pequeño comercio apuesta por el futuro de su barrio para que tenga vida».

Sobre la fuerte competencia de las empresas por internet, Perales consideró que tanto el Gobierno como la Unión Europea deben consensuar normas para que «todos juguemos con las mismas reglas del juego», aunque pidió a los consumidores que elijan muy bien dónde realizan la compra: «Consumir es casi un acto de activismo político porque al adquirir estamos invirtiendo en un modelo de sociedad».

En referencia a Málaga, el delegado de Empleo, Mariano Ruiz Araujo, recordó el sector da trabajo a 114.000 personas, lo que supone un 18% del empleo total en la provincia y «una de las medidas es apostar por los centros comerciales abiertos». En este sentido recordó que a lo largo de 2017 han invertido medio millón de euros para mejorar los recintos de toda la provincia.

En el acto celebrado en la calle Nueva también participaron los responsables de los dos centros comerciales abiertos de la capital. María José Valenzuela, del Centro, lamentó el alto precio de los alquileres y pidió medidas que eviten la entrada de grandes franquicias. «Es muy difícil que un pequeño comercio pueda competir por el tema de los alquileres; hay que intentar que entren los pequeños, no quien pague más», dijo. Igualmente, Elisabeth Cervantes, de Cruz de Humilladero, aseguró que ellos quieren seguir existiendo «porque sino los barrios perderían la vida y serían oscuridad» pero que para ello necesitan ayudas públicas.