La Junta paga a la Diputación la deuda para levantar el embargo del edificio de Correos

El Gobierno andaluz prevé sacar a subasta el edificio en las próximas semanas. /SUR
El Gobierno andaluz prevé sacar a subasta el edificio en las próximas semanas. / SUR

La maniobra facilita el camino para la subasta del inmueble que quiere convocar el Gobierno andaluz en las próximas semanas

JESÚS HINOJOSA y IGNACIO LILLOMálaga

Como ya avanzó el consejero de Hacienda, Juan Bravo, a este periódico (SUR 6/5/2019), la Junta de Andalucía ha saldado la deuda que mantenía con la Diputación Provincial en materia tributaria y ello va a permitir que el ente supramunicipal levante el embargo que hasta ahora pesaba sobre el edificio de Correos y que condicionaba su venta por parte del Gobierno andaluz, que es su actual propietario. Además, este paso facilita la subasta que la administración regional quiere convocar en las próximas semanas para desprenderse tanto de este inmueble como del Palacio de la Tinta.

Según han confirmado fuentes consultadas, el pago de la deuda pendiente ha ascendido a 2,1 millones de euros y ya se ha producido. Estaba generada por los impagos de la Junta a ayuntamientos de la provincia fundamentalmente en relación al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

De este modo, se despeja el futuro del edificio de Correos, en el que tiene puesto sus ojos un grupo inversor que quiere pujar por él para destinarlo a residencia de estudiantes, entre otros usos compatibles con su actual calificación en el planeamiento urbanístico como equipamiento.

Compensación

La Junta recibió Correos en 2010 de manos del Gobierno central a modo de compensación por el pago de la llamada «deuda histórica». En los últimos años, han sido numerosos los inversores que se han dirigido al Gobierno andaluz para interesarse por la adquisición de esta construcción con el objetivo de darle otro uso. Muchas de esas propuestas pasaban por convertirla en un hotel por lo que la administración regional llegó a iniciar los trámites ante el Ayuntamiento de la capital para modificar la calificación de la parcela con ese destino.

Sin embargo, esos trámites no han llegado a fructificar –no hubo acuerdo entre las dos administraciones sobre las parcelas que el Consistorio reclamaba a cambio de acceder a la calificación hotelera de Correos– y la Junta opta ahora por subastar el edificio, dentro del paquete de enajenación de inmuebles que pretende poner en marcha en los próximos meses en todo el territorio andaluz para obtener ingresos.