Junta y Obispado abren una nueva etapa de diálogo sobre la Catedral de Málaga

Jesús Catalá, en el centro, conversa con Patricia del Pozo y Elías Bendodo. /SUR
Jesús Catalá, en el centro, conversa con Patricia del Pozo y Elías Bendodo. / SUR

Los consejeros de la Presidencia y de Cultura mantienen una reunión con el obispo para abordar los problemas de filtraciones que padece el monumento

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El Obispado y la Junta de Andalucía han abierto una nueva etapa de diálogo en torno a los problemas de filtraciones que padece la Catedral de Málaga. Como avanzó este periódico el pasado día 6, a raíz de un escrito de la Asociación Ciudadana Málaga por su Catedral, el nuevo consejero de la Presidencia, el malagueño Elías Bendodo, mostró su apuesta por abordar este asunto de forma decidida, y así lo ha hecho con una reunión con los máximos responsables de la Iglesia malagueña, encabezados por el obispo, Jesús Catalá.

En este encuentro estuvo también presente la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, así como la delegada del Gobierno andaluz, Patricia Navarro. Según han informado desde la Junta en un comunicado, Bendodo y Del Pozo se han interesado por el estado de la Catedral y han conocido «de primera mano los problemas que padece el primer templo de la diócesis, entre otros de filtraciones cuando llueve». Asimismo, «han trasladado al obispo que se analizará la situación de un edificio que es propiedad de la Iglesia Católica«, añade la nota.

«El Obispado mantiene que se trata de una edificación inacabada, lo que provoca su deterioro, por lo que ha optado por elaborar un plan director en el que se recoge un diagnóstico sobre la Catedral y unos objetivos a ejecutarse«, recuerdan desde la Junta, que concluye que Bendodo y Del Pozo »transmitieron al obispo que contará en lo posible con la colaboración del Gobierno andaluz para lograr que el edificio siga siendo un referente patrimonial, turístico y religioso de Andalucía«.

Se abre de este modo una nueva etapa de diálogo entre el Obispado y la Junta para poner remedio a los problemas del primer templo de la diócesis, tras una evidente falta de sintonía al respecto entre el anterior Gobierno autonómico y la diócesis. No obstante, las aspiraciones para dar solución a la Catedral según el plan que ha trazado la Iglesia, es decir, finalizando el edificio tal y como quedó diseñado en el siglo XVIII (dotándolo de un tejado a dos aguas, entre otros elementos), debe salvar los informes técnicos contrarios que ha cosechado hasta ahora por parte de Cultura, cuyos funcionarios se han mostrado partidarios de priorizar las tareas de restauración del templo por encima de las de finalización de sus obras, aspiración que han puesto en duda.

Por otro lado, el comunicado de la Junta recuerda que se ha dado el visto bueno para que «al menos para este año» se abra la puerta del crucero de la Catedral que da a la calle Postigo de los Abades para que las procesiones de Semana Santa puedan acceder por ella al templo a raíz de la puesta en marcha del nuevo recorrido oficial de las cofradías. «El Ejectivo regional ha dado el visto bueno a una de las opciones planteadas por la Agrupación de Cofradías, a la espera de que se presente un proyecto definitvo», señala la nota, que recuerda que la reja que delimita el atrio de esta entrada va a ser retirada este año en su totalidad para su restauración.