El joven hallado muerto en el polígono Guadalhorce recibió al menos 10 tiros

Vista aérea del polígono Guadalhorce (archivo). /SUR
Vista aérea del polígono Guadalhorce (archivo). / SUR

La Policía Nacional ya ha identificado a la víctima, un ciudadano francés de 23 años y sin antecedentes

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La Policía Nacional trata de esclarecer las circunstancias de la muerte de un joven cuyo cadáver fue hallado el pasado domingo en el polígono industrial Guadalhorce, en Málaga capital. Según ha podido saber este periódico, la víctima presentaba al menos 10 disparos. Además, en el lugar donde se encontró su cuerpo, los investigadores recogieron el mismo número de casquillos, que ahora están siendo analizados para ver si permiten arrojar luz sobre el crimen.

El cadáver de la víctima fue localizado sobre las 12.45 horas del domingo en un camino situado en la parte trasera de la depuradora del Guadalhorce, junto a la carretera Azucarera-Intelhorce. Fueron unos trabajadores del área de Derechos Sociales del Ayuntamiento los que localizaron el cuerpo sin vida del hombre y alertaron inmediatamente a la policía. Tras confirmar el deceso, y comprobar que evidentemente se trataba de una muerte violenta, se avisó al Grupo de Homicidios y a la Policía Científica para llevar a cabo la inspección ocular. El cadáver fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, situado en los bajos de la Ciudad de la Justicia, donde ayer por la mañana se le practicó la autopsia.

Los investigadores ya han conseguido despejar algunas de las muchas incógnitas que rodean este crimen. Para empezar, han logrado identificar a la víctima: se trata de un joven de origen subsahariano y de nacionalidad francesa. Tenía 23 años. Según las fuentes consultadas, carecía de antecedentes. Los agentes tratan ahora de encontrar un posible móvil del asesinato para llegar hasta el autor o autores.