Jesús Castiñeiras: «El cáncer de próstata cogido pronto se cura al cien por cien»

Jesús Castiñeiras. /SUR
Jesús Castiñeiras. / SUR

Este urólogo pronuncia este viernes una conferencia en el ciclo 'Ciencia y salud', que organizan la Fundación Unicaja y SUR

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El cáncer de próstata es una enfermedad frecuente entre los hombres. El lado positivo es que la curación de ese tumor, cuando está localizado y se diagnostica de forma precoz, es prácticamente total, explicó a este periódico el jefe del servicio de urología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla y jefe del departamento de cirugía de la Universidad hispalense, Jesús Castiñeiras. Este especialista en urología pronunciará este viernes (19.00 horas) la conferencia 'La próstata y el devenir del varón', en el ciclo 'Ciencia y salud', que organizan la Fundación Unicaja y SUR. La conferencia será en el salón de actos de Unicaja de la Acera de la Marina. El doctor Castiñeiras será presentado por el director de la unidad de gestión clínica de oncología médica de los hospitales públicos de Málaga, Emilio Alba.

Este experto en urología indicó que, con el paso de los años, la próstata suele dar una serie de problemas. Por un lado, están los procesos inflamatorios o prostatitis. Por otro, se encuentra el cáncer prostático. También hay que tener en consideración a la hiperplasia benigna de próstata. Tanto la hiperplasia benigna como el tumor incrementan el tamaño de la próstata y obstruyen el conducto que la atraviesa, que es la uretra. Ese hecho dificulta la salida de la orina y provoca unos síntomas que se caracterizan por orinar varias veces por la noche y poca cantidad, así como sentir la necesidad de ir con rapidez al baño porque se escapa la orina, tener goteo postmiccional y tardar a la hora de empezar a orinar. Los síntomas de la hiperplasia y el del cáncer son similares. En el caso de la prostatitis, como es un cuadro infeccioso e inflamatorio, los pacientes notan molestias al miccionar.

La prostatitis se da en hombres más jóvenes y la hiperplasia benigna y el cáncer empiezan a crear problemas a partir de los 50 años, explicó el doctor Castiñeiras. Este especialista en urología precisó que el tumor de próstata es de evolución muy lenta y, además, no todos los cánceres de próstata matan. «Si toda la población masculina viviera 100 años, entre el 80 y el 90 por ciento tendría un cáncer de próstata, pero el 80-90 por ciento de los hombres no mueren de un tumor prostático», afirmó Castiñeiras.

A ese respecto, este experto indicó que eso significa que hay cánceres de próstata que matan y otros con los que se convive. El problema es que se ignora qué pacientes fallecerán y cuáles no. «Eso se podrá conocer en un futuro; ahora lo que hacemos es diagnosticar los tumores de próstata más precozmente gracias a la prueba del PSA, pero ¿qué inconveniente tiene el PSA?, pues que estamos diagnosticando cánceres que antes no se diagnosticaban y de los que el enfermo no se iba a morir. Por tanto, estamos sobrediagnosticando y sobretratando a los pacientes. Una vez que el cáncer está detectado hay que tratarlo. El resultado final es beneficioso, pero no todo es perfecto».

El doctor Castiñeiras destacó que en los cánceres de próstata localizados y cogidos pronto la curación es prácticamente total. Y añadió que los tumores prostáticos diagnosticados y tratados de forma precoz se curan al cien por cien. El problema surge cuando el tumor se detecta de forma tardía y se encuentra diseminado en vez de estar localizado.

Por otro lado, indicó que el semen está constituido por tres componentes: los espermatozoides, el líquido seminal y el líquido prostático, que está formada por el PSA, la fosfatasa y por fosfatos. Su función es dar calidad a los espermatozoides. La función de PSA es fluidificar el semen.

Castiñeiras dijo que los hombres van cada vez más al urólogo y eso permite sacar antes a la luz enfermedades relacionadas con la próstata. «Esa es la mejor forma de diagnosticar precozmente los procesos malignos de próstata», subrayó.