Intentan localizar a la asistenta de la casa del joven acusado de matar a su padre en El Limonar

Despliegue policial en la zona de El Limonar donde ocurrieron los hechos./SUR
Despliegue policial en la zona de El Limonar donde ocurrieron los hechos. / SUR

Los investigadores de la Policía Nacional que se han hecho cargo del caso consideran que la mujer pudo ser testigo de lo ocurrido en la vivienda

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La investigación sobre el supuesto parricidio ocurrido en una vivienda de El Limonar sigue su curso y está a expensas de localizar a la que podría convertirse en una pieza clave de este caso. Se trata de la asistenta del hogar que trabaja en la casa en la que el joven de 24 años, supuestamente, apuñaló hasta la muerte a su padre, según han confirmado las fuentes consultadas por este periódico.

Más info

Al respecto, han precisado que hay una mujer que trabaja en la vivienda en la que ocurrieron los hechos, situada en un bloque de pisos de la calle Las Caballerizas. En ella convivían el presunto autor de l crimen y la víctima, Julio Nieto Centeno, un ingeniero de minas jubilado muy conocido y apreciado en el barrio.

Las mismas fuentes han explicado que los investigadores del grupo de Homicidios, que se han hecho cargo de las pesquisas para esclarecer lo ocurrido, consideran que esta mujer se encontraba en la vivienda en el momento de la agresión y que fue testigo de la misma. Por ello, se encuentran buscándola con la intención de que su declaración aporte algo de luz a este caso.

Mientras tanto, el joven permanece en el módulo penitenciario del hospital Clínico de Málaga. Fuentes sanitarias han manifestado que se encuentra a cargo del área de Salud Mental, ya que el sospechoso padece algún tipo de trastorno. Hasta el centro hospitalario fue trasladado por efectivos de la Policía Local, quienes detuvieron al joven tras los hechos. Fue una rápida intervención en la que los agentes tiraron de pericia para seguir los pasos del sospechoso.

Tras tener conocimiento de que el joven podría haber huido en un autobús de la Empresa Malagueña de Transportes, los policías locales se informaron del itinerario de la línea que pasa por la zona y averiguaron que el chico se había bajado en el Paseo del Parque. El dispositivo de búsqueda se trasladó al Centro, con agentes de uniforme y vestidos de paisano, que peinaron las calles para encontrar al sospechoso.

Dieron con él en un hotel que averiguaron que solía frecuentar el joven. Pidieron al personal que les informaran si aparecía el chico y así ocurrió. Los policías locales se desplegaron en la habitación en la que se encontraba el sospechoso y llamaron a la puerta. Al abrir el joven la misma y comprobar los funcionarios que se trataba del presunto autor de los hechos, decidieron intervenir inmediatamente y procedieron a su arresto cuando aún, al parecer, tenía manchas de sangre.