El Instituto Andaluz de la Mujer reclama una ciudad más accesible y segura para las mujeres

Coordinadoras del proyecto durante su presentación/Claudia San Martín
Coordinadoras del proyecto durante su presentación / Claudia San Martín

Una auditoría urbana manifiesta la necesidad que tiene la ciudad de limpieza, mejor iluminación o más zonas verdes

CLAUDIA SAN MARTÍN

El proyecto 'Mujeres entramando ciudades', que se realizó desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) con una perspectiva de género, ha presentado este lunes sus conclusiones en Málaga. En este estudio se analizó cómo se percibían distintas zonas del distrito Centro y cercanas a él para conocer las carencias en grado de amabilidad, hostilidad, seguridad e inseguridad que tiene Málaga desde el punto de vista de la mujer. La coordinadora del IAM, María del Carmen Moreno, acompañada de las arquitectas Cristina Gallardo y María Soler, ha explicado la necesidad que tiene la ciudad de más mobiliario urbano en lugares estratégicos, mejor iluminación, zonas verdes así como mejor accesibilidad en las calles. Moreno ha destacado que el objetivo principal «es informar, formar y empoderar a las mujeres, especialmente a las mayores que son las sustentadoras de la mayoría de las tareas cotidianas que se realizan en la ciudad».

Durante la exposición de las conclusiones del proyecto, Cristina Gallardo ha explicado cómo «las aceras y las calles ven disminuida su superficie» en comparación con la vía, lo que genera cuantiosos «problemas de accesibilidad en los barrios». Además, este análisis «diagnostica a través de las mujeres que realizan las tareas diarias, algunas ligadas al hogar y la familia, qué está pasando en el entorno urbano inmediato».

La coordinadora del IAM ha señalado que «las mujeres tenemos mucho que decir» a la hora de mejorar los barrios de la ciudad. De hecho, enfatizaron que en ocasiones cambia la percepción o los niveles de seguridad o inseguridad que se tiene una zona con algo tan «relativamente sencillo como mejorar la iluminación o la limpieza en la zona». El proyecto recorrió las zonas de Fuente Olletas, Miraflores, Lagunillas, Plaza Bailén o la calle Miramar, entre otras. En el análisis final se ha concluido que hay muchas zonas que generan inseguridad a las mujeres por falta de iluminación, además de la carencia de zonas de juego para los niños y aseos públicos.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos