Imbroda imprime el espíritu deportivo a Ciudadanos

Imbroda, detrás Hernández White, Torres, Pardo y Pareja . migue fernández
/
Imbroda, detrás Hernández White, Torres, Pardo y Pareja . migue fernández

El cabeza de lista por Málaga a las elecciones andaluzas presenta a los integrantes de su candidatura y subraya que la formación naranja «sale a ganar» y por ello son «un equipo incómodo». Sobre sus expectativas en las urnas asegura: «No hay que poner límite a los sueños»

ANTONIO M. ROMERO

Curtido como entrenador en la dirección de equipos de baloncesto tanto en la base como en la élite de este deporte a lo largo de veinticinco años y como seleccionador nacional, Javier Imbroda afronta ahora un nuevo reto personal como cabeza de lista de Ciudadanos por Málaga a las próximas elecciones autonómicas andaluzas -previstas en principio para marzo de 2019 aunque se especula con un adelanto al próximo otoño-. Un salto a la política donde este doctor en Ciencias de la Educación se vuelve a poner al frente de un grupo humano, en este caso una candidatura, que ayer se presentó oficialmente y en cuyos primeros puestos, tal y como adelantó SUR, están la magistrada María José Torres como número dos; el parlamentario andaluz Carlos Hernández White, de tres; la diputada provincial Teresa Pardo, de cuatro; y el veterinario clínico Javier Pareja, de cinco. Un equipo al que Imbroda quiere imprimir el espíritu deportivo de la competitividad para lograr la victoria.

Así lo puso este martes de manifiesto en su primera comparecencia pública ante la prensa en la sede provincial de la formación naranja desde que fue elegido por las bases en las primarias como cabeza de lista. Al igual que sucede con los equipos deportivos de fútbol o baloncesto que estos días regresan al trabajo cara a la inminente temporada, Ciudadanos Málaga también está en pretemporada con la vista puesta en la próxima cita con las urnas en Andalucía. Unos comicios en los que, según remarcó Imbroda, la formación naranja «sale a ganar» para que haya un cambio en Andalucía y «para dejar atrás la corrupción y la incapacidad de gestión mostrada por el bipartidismo de PSOE y PP».

El número uno de la candidatura naranja sostuvo que si en las elecciones andaluzas de 2015, Ciudadanos fue «el equipo revelación» ahora es «un equipo incómodo para quienes están en el poder porque sale a ganar». En un símil deportivo, Javier Imbroda admitió que este partido (las elecciones) «va a ser difícil» por el rival que tienen enfrente, el PSOE, que ha gobernado en Andalucía desde los inicios de la autonomía sin que se haya producido alternancia política en la comunidad autónoma, pero advirtió de que «no le tememos».

Para conseguir esa victoria, el cabeza de lista de la formación naranja dijo que tienen por delante un trabajo duro y difícil para llegar a todos los rincones pero que cuentan con la ilusión. Buscar el apoyo del «alto porcentaje» de indecisos es el objetivo que se han marcado en esta precampaña para ofrecer a Andalucía «un proyecto de cambio para la comunidad y para España».

En ese camino, Imbroda aseguró que Ciudadanos en Málaga debe ser «la locomotora» del cambio en Andalucía y arguyó que esta comunidad autónoma «debe despertar» porque España necesita más que nunca a Andalucía. En este punto, el cabeza de lista recordó que los gobiernos del PP y el PSOE en Madrid han mirado hacia los nacionalistas catalanes y vascos pero no hacia el sur y «ya es hora de que miren» hacia Andalucía. «Ciudadanos quiere, desde Andalucía, compensar ese olvido permanente de los gobiernos de España. Lo ha hecho ya en Cataluña, ya va siendo hora de que pase en Andalucía», reflexionó.

«California de Europa»

A este respecto, el exseleccionador nacional de baloncesto destacó que Andalucía es «la California de Europa» porque es una tierra rica, con un patrimonio cultural y artístico de primer orden mundial y una industria turística ejemplar. «¿Cómo puede ser que en educación, empleo y sanidad estamos en el furgón de cola?», se cuestionó.

En las últimas elecciones autonómicas andaluzas, Ciudadanos Málaga consiguió dos parlamentarios, aunque se quedó en uno ya que María del Carmen Prieto se pasó al grupo de los no adscritos por desavenencias con el líder naranja andaluz, Juan Marín. Preguntado sobre los retos que se marca para los próximos comicios regionales, Javier Imbroda no se puso techo y remarcó: «No hay que ponerle límite a los sueños».

Sobre posibles alianzas, Imbroda no quiso entrar en supuestos e hipótesis y sólo recordó que Ciudadanos ha sido capaz de pactar en varias comunidades autónomas «con coherencia y dándole el sitio a la lista más votada; eso es calidad democrática». En ese punto, cabe interpretar que el respetar a la lista más votada será uno de los ejes de negociación de la formación naranja.

En su intervención, Imbroda reflexionó sobre las tres razones por las que Ciudadanos sale a ganar. La primera es inculcar la mentalidad de la necesidad del cambio «tras casi cuarenta años de lo mismo» así como «desterrar» de la política la corrupción y la mentira; la segunda es que Andalucía y España se encuentran en un nuevo tiempo que exige nuevas respuestas en ámbitos como la educación, la sanidad o el mercado laboral y la formación naranja las puede dar; y en tercer lugar está que el equipo naranja está formado por representantes de la sociedad civil andaluza.

Por su parte, Carlos Hernández White, portavoz de la dirección provincial del partido, recordó los logros conseguidos por Ciudadanos Andalucía en la presente legislatura destacando que han hecho una oposición «útil» que se ha manifestado en una «histórica» bajada de impuestos (el de sucesiones o el tramo autonómico del IRPF) o el avance de infraestructuras que estaban abandonadas. «Hemos desbloqueado proyectos enquistados durante años en la provincia por culpa del bipartidismo: el Puerto Seco de Antequera, el chare del Guadalhorce, las estaciones de depuración de aguas o la reunificación de las sedes judiciales de Marbella», apostilló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos