Ignacio López Cano: «Salvamos personas en riesgo en el mar y no preguntamos de dónde ni por qué vienen»

López Cano en el Puerto de Málaga, durante su última visita a la capital, donde recogió un premio del Clúster Marítimo./Migue Fernández
López Cano en el Puerto de Málaga, durante su última visita a la capital, donde recogió un premio del Clúster Marítimo. / Migue Fernández

El director de Salvamento Marítimo explica que, de las 60.000 personas rescatadas este año en las costas españolas, unos 41.000 son inmigrantes

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Desde finales del pasado julio, Ignacio López Cano (Málaga, 1976) es el director de Salvamento Marítimo, una entidad pública empresarial –dependiente del Ministerio de Fomento– en la que prestan sus servicios unas 1.600 personas y cuyas competencias son atender las emergencias en el mar, entre ellas el rescate de inmigrantes que llegan en pateras, y evitar la contaminación de las aguas.López Cano es miembro de la ejecutiva federal socialista de Pedro Sánchez como secretario ejecutivo de Movimientos Sociales y cabeza visible de los sanchistas en Málaga. El malagueño con mayor responsabilidad en el Gobierno de España habla de su trabajo y de la situación política en esta entrevista con SUR.

¿Cómo están siendo estos primeros meses?

–Intensos y gratificantes. Soy una persona con vocación de servicio público y el trabajar para una organización que tiene la encomienda de ejercer un servicio público que tiene que ver con la solidaridad como es el de salvar la vida en el mar y luchar contra la contaminación marítima es una gran satisfacción.

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de Salvamento Marítimo?

–La enorme vocación de los profesionales de Salvamento Marítimo. Es un trabajo muy vocacional y para ellos es una forma de vivir.

¿Y se ha impregnado de esa vocación?

–Totalmente. A mí me advirtieron: 'Ten cuidado que esto engancha'. Y es verdad que te engancha rápido.

-El rescate de inmigrantes es una de las competencias de Salvamento Marítimo, ¿cuántos ha rescatado en lo que va de año?

–Se ha coordinado el rescate en el mar, en total, de unas 60.000 personas, de las que unas 41.000 eran inmigrantes. Nosotros salvamos personas que están en riesgo en el mar. Salvamento Marítimo, cuando recibe una emergencia no pregunta quién es, ni de dónde vienen, ni por qué viene ni por qué está en el mar. En este 2018 hemos atendido casi 5.000 embarcaciones, de las que 2.000 fueron pateras y el resto, unas 3.000, han sido barcos pesqueros, mercantes, embarcaciones de recreo, …

¿Cómo se afronta un fenómeno como el de los inmigrantes que llegan en pateras?

–Salvamento Marítimo, que está a punto de cumplir 25 años, es una organización muy preparada, consolidada y dimensionada para poder atender perfectamente todas las emergencias que están aconteciendo en el mar. Se hace bien incluso cuando hay días que se atiende avalanchas de 600 u 800 personas.

«Hay más estabilidad que antes y en el país ya no se habla de recortes, sino de cómo avanzamos» sobre el Gobierno de Sánchez

¿En qué le ha cambiado conocer más de cerca el trabajo de Salvamento Marítimo?

–En el sentirme reconfortado de que el Estado tenga un servicio público que es capaz de atender a todas estas personas. Es el concepto de la solidaridad aplicado a un servicio público. Es un servicio público que tiene una gran profesionalidad, que atesora mucha experiencia y está volcado para atender a las emergencias que suceden en el mar. Es muy importante que la ciudadanía cuando va al mar extreme el cuidado y tome las medidas de seguridad adecuada, pero que tenga la tranquilidad de que ante cualquier incidente en el mar hay un servicio público para atenderle. Tampoco debemos olvidar que Salvamento Marítimo, a través de su servicio aéreo, cubre 100 millones de metros cuadrados de costa marítima para evitar que haya contaminación. En resumen, Salvamento Marítimo cuida del mar y de la gente del mar.

¿La ciudadanía valora a Salvamento Marítimo?

–Sí. No hay un dilema moral ahí porque creo que todo el mundo está de acuerdo que las personas que están en riesgo en el mar hay que salvarlas.

Usted forma parte de un Gobierno en minoría en el Parlamento y que parece día a día al filo del alambre, ¿cómo vive esta situación de inestabilidad?

–Hay mucho más estabilidad de la que había antes. Uno de los objetivos del Gobierno de Pedro Sánchez era dar estabilidad y poner en valor una agenda social. Hace unas semanas se firmó un acuerdo del PSOE con el grupo parlamentario de Unidos Podemos, que ha dado más estabilidad aún. Llevamos unos cuatro meses y el país ha cambiado y se habla de otras cosas que son las que interesan a los ciudadanos; el país ya no habla de cómo recortamos, sino de cómo avanzamos.

Es decir, no tiene esa sensación de inestabilidad que se palpa desde fuera.

–No. Estamos en unos tiempos distintos donde no hay grandes mayorías, por lo que es el momento político de los acuerdos. Eso no significa que haya inestabilidad.

«Desde el secretario general, Pedro Sánchez, al último militante todo el PSOE está detrás de Susana Díaz para ganar» sobre las Elecciones andaluzas del 2-D

¿Le hace sentir cómodo que el PSOE llegara al Gobierno con una moción de censura apoyada por los independentistas y los herederos de los batasunos?

–Había una urgencia democrática y se hizo lo que se creía que era mejor para el país: dar estabilidad al país y poner en marcha una agenda social. Haciendo eso es como el PSOE se siente cómodo porque hace lo que es la esencia del PSOE, que es un partido de Estado y que mira por la justicia social.

Estamos en puertas de la celebración de las elecciones andaluzas, las primeras del ciclo electoral, ¿qué cree que va a pasar?

–Creo que los ciudadanos de Andalucía van a volver a confiar mayoritariamente en el PSOE andaluz porque es el único partido que tiene un proyecto político para esta tierra.

¿Va a venir Pedro Sánchez mucho por Andalucía en campaña?

–Sí, lo que la agenda le permita.

¿No cree que Susana Díaz no quiere que Sánchez no venga mucho por Andalucía?

–Vino para participar en la designación de Susana Díaz como candidata y desde el secretario general federal hasta el último militante, todo el PSOE, está detrás de Susana Díaz para ganar las próximas elecciones y tener una mayoría clara y seguir trabajando en esa agenda social. En eso es en lo que estamos.

Por cierto, los sanchistas se han quedado fuera de las listas electorales, ¿decepcionado porque no haya habido integración?

–El sentimiento mío no es importante. Lo importante aquí es que todos los hombres y mujeres del PSOE van a defender un programa electoral socialista y una agenda social. Lo que le importa a la ciudadanía son las políticas públicas que se van a desarrollar. En los procesos orgánicos para la elaboración de listas siempre se generan tensiones, ocurre en todos los partidos, y entran dentro de la normalidad democrática.

¿Se están reservando para plantar batallas cara a la elaboración futura de las listas para las municipales y generales?

–Ahora en lo que está el PSOE es en ganar las elecciones andaluzas. Andalucía es fundamental para el PSOE. Se abre un ciclo electoral y vemos a una derecha cada vez más extrema y compitiendo a ver quién es más parecido a VOX y al PSOE lo que le interesa es presentar un proyecto político de una agenda social.

¿Las heridas del último congreso federal que enfrentó a Sánchez y Díaz están cerradas?

–Fue un proceso orgánico intenso pero ahora mismo está todo el partido en la misma línea, que es poner el foco en los derechos de la ciudadanía.

¿A quienes ven el fenómeno migratorio con temor, qué les diría?

–Hay que entender que son personas que vienen a buscarse un futuro mejor y en ese aspecto tenemos un Estado social fuerte y un Estado del Bienestar fuerte. Es un fenómeno que implica a toda la UE y el Gobierno español lo que está haciendo es poner en la agenda internacional este fenómeno. Hay que trabajar en los países de origen para darle una oportunidad a las personas que quieren salir de ahí en busca de oportunidades.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos