El Ibima recibe 20.000 euros para investigar un subtipo de cáncer de mama avanzado o con metástasis

Integrantes de Asamma, investigadores y autoridades sanitarias. /SUR
Integrantes de Asamma, investigadores y autoridades sanitarias. / SUR

Gracias a una donación de Asamma se hará un estudio que servirá para saber a qué pacientes les irá bien un nuevo tratamiento hormonal que se toma por vía oral

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama de Málaga (Asamma) ha donado 20.000 euros al Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) para una investigación relacionada con un cáncer de mama en fase avanzada o con metástasis. El estudio permitirá saber a qué mujeres les irá bien un tratamiento hormonal (inhibidores de ciclinas) para combatir el tumor y a cuáles no les surtirá efecto. La investigación la llevará a cabo el equipo que lidera el director de la unidad intercentros de los hospitales públicos de Málaga, Emilio Alba. Este trabajo en concreto tiene como investigadora principal a la oncóloga Tamara Díaz.

Cada año se diagnostican unos 850 casos nuevos de tumores de mama en la provincia de Málaga. El diagnóstico precoz y la mayor efectividad de los tratamientos han hecho que el 87 por ciento de las mujeres tratadas en los hospitales Regional (antiguo Carlos Haya) y Clínico estén vivas a los cinco años, indicó el doctor Alba, que destacó la importancia de la investigación para conseguir avances significativos en la lucha contra el cáncer.

El acto de entrega del cheque con los 20.000 euros se ha llevado a cabo este miércoles en el Hospital Clínico, con la presencia de los citados Emilio Alba y Tamara Díaz, del delegado provincial de Salud y Familia, Carlos Bautista; la presidenta de Asamma, Francisca Aguilar, y el gerente del Clínico, José Antonio Medina. 

El dinero lo ha recaudado Asamma a través de distintas actividades benéficas y con la herencia recibida de una paciente que murió de cáncer. «Para nosotras es una gran satisfacción poder aportar nuestro granito de arena para que se investigue el cáncer de mama», indicó Francisca Aguilar. Asamma, cuya sede está en la calle Jaboneros, lleva 32 años trabajando en favor de las pacientes con un tumor de mama y de sus familias.

La oncóloga Tamara Díaz señaló que los tratamientos con inhibidores de las ciclinas han abierto un camino muy esperanzador, con «unos datos espectaculares», en el lucha contra el cáncer de mama, que es el más frecuente en las mujeres. El problema es que hasta ahora no hay un indicador que revele a qué pacientes les irá bien esa terapia (es un fármaco que se toma por vía oral y se tolera mejor) y en cuáles no ofrecerá un resultado positivo. La investigación que se realizará gracias al dinero donado por Asamma tiene como objetivo poder saber qué enfermas se beneficiarán de ese tratamiento.

Ya hay más de un centenar de pacientes seleccionadas. El siguiente paso es hacer un registro de las características clínicas relevantes de las enfermas e identificar las muestras tumorales del cáncer de mama archivadas de cada una de ellas. También se registrarán algunas variables útiles para el estudio como la edad, el tipo histológico del cáncer de mama, el porcentaje de expresión de receptor estrogénico y de progesterona, la fecha del diagnóstico y la de la recaída.

Por su parte, tanto Carlos Bautista como José Antonio Medina dieron las gracias a Asamma por su «generosa donación», que permitirá avanzar en el conocimiento del cáncer.