El hotel que se proyecta en la torre de La Equitativa tendrá unas 70 habitaciones

El edificio de La Equitativa cuenta con protección arquitectónica. /SUR
El edificio de La Equitativa cuenta con protección arquitectónica. / SUR

Será un cuatro estrellas que tendrá que buscar una solución para contar con las plazas de aparcamiento que exige la normativa

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El hotel que se proyecta en la torre de La Equitativa tendrá unas setenta habitaciones, que responderán a unos estándares de calidad de un cuatro estrellas, según ha podido saber este periódico de fuentes consultadas. Tal y como avanzó ayer SUR, los propietarios del inmueble, la sociedad Ingomar, empresa vinculada al grupo Piscis, han retirado la tramitación que iniciaron ante la Gerencia de Urbanismo para recabar la licencia de obras para habilitar viviendas de lujo en la torre.

Ahora se proponen un hotel de cuatro estrellas, que se sumará al que ya promueve y tramita para el resto del edificio la sociedad Alameda Retail, tras la que se encuentra el grupo inversor Key Internacional, con sede en Miami. El establecimiento que ocupará la base del inmueble será de máxima categoría, si bien para ello aún está pendiente del informe favorable de Turismo tras subsanar una serie de carencias advertidas por esta administración. De esta forma el conjunto de este emblemático inmueble, que cuenta con una considerable altura y con protección arquitectónica de grado I, tendrá un uso hotelero si bien siempre se considerarán dos hoteles, al contar con diferentes categorías.

Condicionantes

Aunque el proyecto promovido para la torre se está gestando en estas semanas, expertos aseguran que técnicamente no será complejo convertir este símbolo de la capital de la Costa del Sol en un cuatro estrellas. Estas fuentes apuntan que el principal problema será solventar, como han tenido que hacer otros establecimientos del Centro de la ciudad, la exigencia que impone la normativa de contar con aparcamiento. Sin embargo, este escollo tampoco debe suponer un freno a la iniciativa, dado que la norma contempla la posibilidad de que se establezca un convenio con aparcamientos próximos, en un radio inferior a 300 metros, para garantizar el volumen de plazas que se establecen en función de la capacidad hotelera.

En cuanto a exigencias de seguridad, los promotores, que son los que van a llevar a cabo el proyecto, tendrán que contemplar unas escaleras de servicio adicionales que, como en otras instalaciones, son también las de evacuación ante una emergencia.

El proyecto hotelero para la torre de La Equitativa ha podido ponerse en marcha después de que sus propietarios hayan facilitado un acomodo a la última inquilina que quedaba en el edificio. Según las fuentes, se trata de una persona sin apenas familia y que podría presentar problemas de salud mental que la llevaban a no cuidarse adecuadamente. Una fundación ha asumido su tutela.

Más información