Los hosteleros cerrarán el día del alumbrado navideño si el Ayuntamiento de Málaga no aumenta los límites de ruido

Asistentes a la reunión de este miércoles. /Salvador Salas
Asistentes a la reunión de este miércoles. / Salvador Salas

Los empresarios exigen al alcalde que avance en la declaración del Centro como zona turística, lo que permitiría incrementar el número máximo de decibelios permitidos

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Los hosteleros han dado un nuevo ultimátum al alcalde y le han exigido que aumente los límites de ruido en el Centro para suspender las protestas previstas el día que se encenderá el alumbrado navideño. Tras más de cuatro horas de asamblea, los empresarios han pedido al equipo de gobierno que avance en la declaración de zona turística en las calles del casco antiguo, lo que permitiría aumentar hasta en diez decibelios el nivel de ruido máximo autorizado.

Aunque inicialmente informaron de que la protesta quedaba suspendida para darle un voto de confianza al alcalde, posteriormente pusieron fecha a esa exigencia. «Tienen hasta el día 30, si no procederemos a la no apertura de los negocios». El presidente de la asociación Málaga Hostelería, Javier Frutos, dijo al término de la reunión que este cambio en la zonificación acústica permitiría mejorar la convivencia entre vecinos y hosteleros porque «son las reglas del juego adecuadas dentro de Centro».

Este nuevo órdago se lanzó al término de la asamblea extraordinaria en la que se debían establecer las medidas de presión tras la declaración inicial de Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), lo que impedirá abrir nuevos negocios en 98 calles del Centro y cinco de Teatinos. Y eso que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que acudió a la asamblea, cedió en sus pretensiones y se comprometió con ellos a estudiar esa nueva zonificación acústica y a establecer medidas en defensa de las terrazas.

Tras afirmar que el ZAS debe seguir adelante porque se lo exige la ley y el Defensor del Pueblo, el alcalde aceptó redactar un protocolo que dé seguridad jurídica a los empresarios ante una posible interpretación más restrictiva del decreto 155 de la Junta de Andalucía, que limita la autorización de terrazas en zonas declaradas ZAS. En esta línea, el regidor también anunció que van a realizar una consulta sobre este asunto a la Administración regional antes de que se apruebe de forma definitiva el documento.

De la Torre también se comprometió a que el área de Comercio estudie si se cumplen los requisitos para cambiar el uso de las calles y establecer una nueva zonificación acústica y se ofreció a establecer un servicio de intermediación profesional entre vecinos y empresarios, lo que consideró que acabaría con muchos de los conflictos actuales.

Previo al ZAS

El presidente del colectivo avanzó que hay una voluntad por llevarse bien con los vecinos, pero pidió voluntad política porque «las palabras se las lleva el viento y necesitamos documentos». En este sentido exigió que el protocolo que garantizará la supervivencia de las terrazas se firme antes de que se ponga en marcha el ZAS para «no dejarlo en manos de los vecinos».

El alcalde se compromete a estudiar si se dan las condiciones para declarar la zona turística

De la Torre también anuncia un protocolo para dar seguridad jurídica a las terrazas de las zonas ZAS

Sobre la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, que también se encontraba en el salón, apuntó que el decreto se aprobará el próximo lunes como muy tarde en el Boletín Oficial de la Provincia para que se inicie el plazo de 45 días para la presentación de alegaciones. En este sentido, dijo que se estudiarán todas las que se presenten y que no se marcan un plazo para su aprobación definitiva porque se analizarán todas en profundidad.

Durante la asamblea, los empresarios se mostraron especialmente molestos con el Ayuntamientoconsideraron que las mediciones acústicas sobre las que se sustentan el ZAS no son válidas porque el Ayuntamiento no ha sido capaz de determinar si el ruido era producido por los clientes de las terrazas o por los viandantes. Sobre este asunto, el regidor se comprometió a contar con ellos cuando se tengan que realizar nuevas medidas.

También se debatió con insistencia sobre la especulación que puede generar el ZAS en el Centro y en Teatinos, ya que la aplicación de esta normativa dejaría en manos de los dueños de los locales las licencias y, por ende, la posibilidad de aumentar el precio de los alquileres. Por esto mismo, los empresarios solicitaron al regidor que establezca alguna medida de control que evite esta picaresca, algo que también «se estudiará».

El último argumento en contra fue la demonización de un sector que, a su juicio, «es el único que está generando actividad económica». Los empresarios afearon al alcalde que todas las actuaciones propuestas por el ZAS van en contra de los hosteleros cuando el propio Consistorio autoriza cada semana eventos en el Centro. Sobre este asunto, la concejala de Vía Pública, Elisa Pérez de Siles, que también acudió a la reunión, anunció que en la próxima Junta de Gobierno Local se prevé aprobar una ordenanza para limitar hasta en un 20 por ciento las actividades que se autorizan en el casco antiguo.

Los vecinos del Centro piden que el ZAS salga a exposición pública y siga su tramitación

Los vecinos del Centro Histórico también han comenzado a movilizarse para defender sus intereses. Horas antes de que los hosteleros decidieran en asamblea sus próximos pasos, los responsables de la asociación Centro Antiguo presentaron un escrito en el Registro del Ayuntamiento para exigir la aplicación inmediata de la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas.

En el documento solicitaban que se expida la certificación del acuerdo del Pleno y se proceda a su inmediata publicación y a iniciar el trámite de información pública. Para el colectivo se trata del paso previo a la toma de acciones judiciales si finalmente no se pone en marcha el ZAS en la ciudad.

También de forma previa a la asamblea, los responsables del grupo municipal IU-Málaga para la Gente se reunieron con los responsables de la asociación de vecinos Centro Antiguo para comprometerse a presentar mociones en defensa de los residentes en las comisiones de Medio Ambiente y Seguridad que se celebran el próximo lunes y en las que los vecinos también tomarán la palabra.

Según detallaron, el principal acuerdo alcanzado en la reunión ha sido el de que no se debe permitir al equipo de gobierno que continúe aplicando maniobras dilatorias y se acote el plazo de las alegaciones, el cual debería comenzar inmediatamente. Además, señalaron que debe publicarse ya la aprobación inicial.

 

Fotos

Vídeos