Las hierbas pueden tener efectos tóxicos en el hígado más graves que los fármacos

José Antonio Medina, Francisco Tinahones, Raúl J. Andrade y Maribel Lucena, ayer. :: sur/
José Antonio Medina, Francisco Tinahones, Raúl J. Andrade y Maribel Lucena, ayer. :: sur

Expertos recomiendan a la población que se abstenga de tomar productos que no hayan sido validados científicamente

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

Las hierbas y los suplementos dietéticos no son inocuos como mucha gente cree. Tomarlos sin consultar previamente con un médico o un farmacéutico puede provocar en el hígado un efecto tóxico más grave que el de los fármacos e incluso traer consigo la muerte. Así lo expusieron ayer en una rueda de prensa el director de la unidad de digestivo del Hospital Clínico Universitario y catedrático de la Universidad de Málaga (UMA), Raúl J. Andrade, y la responsable de la unidad de farmacología del Clínico y también catedrática de la UMA, Maribel Lucena. Ambos lideran una red de cooperación europea en ciencia y tecnología (COST), en la que participan 24 países de Europa, Asia y América, cuya finalidad es lograr un mejor conocimiento de por qué medicamentos que son seguros, y que benefician a la mayoría de los pacientes, originan un daño al hígado de algunos enfermos, algo que ocurre en 15 de cada 100.000 personas. Esa red también estudia las hepatopatías asociadas a hierbas y suplementos dietéticos.

El doctor Andrade recomendó a la población que se abstenga de tomar productos que no tenga un aval científico de seguridad. A ese respecto, mencionó la conveniencia de consultar con médicos o farmacéuticos. «La toxicidad hepática es más grave y tiene mayor mortalidad, sobre todo en mujeres, que los medicamentos», aseguró Andrade. En ocasiones, hay hierbas que provocan inflamación y necrosis de las células hepáticas. Según puso de manifiesto, en el mercado hay multitud de hierbas que no se sabe bien si los componentes que contienen son realmente los que se anuncian. Algunos de esos productos están contaminados por bacterias y metales, indicó Maribel Lucena.

Ambos catedráticos recalcaron que hay que ser cuidadosos con las hierbas que se venden como supuestamente medicinales, porque ese efecto medicinal no está comprobado. Tanto Andrade como Lucena recordaron que se han producido muertes en algunos países europeos por el consumo de té verde. «La recomendación es que no se tome el concentrado de té verde en pastillas», significaron. «Todo guarda relación con la dosis. Hasta el agua, bebida en exceso, puede ser perjudicial», señaló Maribel Lucena. Esta experta puntualizó que Europa cuenta con una reglamentación que controla los productos en cuyo etiquetado se especifica que son medicinales.

El Ibima coordina una red de investigación sobre enfermedades hepáticas provocadas por los medicamentos

El doctor Andrade hizo hincapié en que hay que ser prudentes a la hora de ingerir algo que no sido evaluado de forma científica, porque se ignora qué efectos beneficiosos o adversos puede ocasionar. Por su parte, la catedrática Lucena alertó del riesgo de consumir productos con anabolizantes, que se toman para aumentar la masa muscular, ya que producen daños hepáticos graves.

Raúl J. Andrade y Maribel Lucena ofrecieron una rueda de prensa en la que informaron de que el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) coordinará la red de Cooperación Europea en Ciencia y Tecnología (COST) que estudiará los efectos adversos de los medicamentos, hierbas y suplementos dietéticos en el hígado. El objetivo es poder saber con antelación a qué pacientes un fármaco le va a producir toxicidad hepática. Es la primera vez que un grupo y un instituto de investigación biomédica del sistema sanitario público de Andalucía lidera una red COST. Junto a Andrade y Lucena estuvieron el gerente del Hospital Clínico, José Antonio Medina, y el director del Ibima, Francisco Tinahones. Los cuatro destacaron la importancia de la investigación biomédica para lograr avances en el diagnóstico y tratamientos de los pacientes. Medina dijo que un hospital es bueno porque investiga y que no investiga porque sea bueno. Tinahones subrayó que en el Ibima hay unos 700 investigadores y precisó que es un instituto de gran prestigio y una notable producción científica.