Hallan una decena de gallos decapitados en la desembocadura del Guadalhorce

Gallos muertos en el agua. / SUR

Desde la Protectora de Animales denuncian la situación y precisan que puede ser el resultado de un ritual de santería

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Como cada mañana, antes de que despunte el sol y comience a hacer calor, Sergio Morante salió este sábado a pasear con su perra por la desembocadura del Guadalhorce. Él ha sido quien se encontró la macabra escena durante su trayecto: uno de los canales del río, el más próximo a la zona de Sacaba, estaba lleno de gallos sin cabeza.

Todo ocurrió durante la noche. Sergio, vecino de la capital, realizó el mismo recorrido a última hora de la tarde del día anterior, sin encontrar ningún animal muerto en su trayecto. Sin embargo, a primera hora halló una decena de gallos decapitados en el cauce del Guadalhorce.

Todo apunta a que alguien llevó a los animales vivos hasta la zona. Junto al río se les decapitó, ya que la ribera amaneció con restos de sangre que se podían apreciar en la arena y sobre algunas piedras, así como con los restos de las cabezas de estas aves, que estaban tirados en el suelo. «Es muy desagradable encontrarse con esta escena. Además, a ello se une al mal olor que hay ya de por sí en la zona y es también un foco de insalubridad», critica Sergio.

No es la primera vez que halla un animal sacrificado en esta zona de la capital. «Una vez estaba la perra merodeando en unos arbustos y, al acercarme, encontré un gato muerto crucificado. También lo he visto con pollos y círculos de velas», indica este vecino de Málaga.

SUR

Son restos de rituales de santería. Así lo ha explicado la presidenta de la Sociedad Protectora de Animales de Málaga, Carmen Manzano, quien ha criticado duramente estos sacrificios y ha recordado que este tipo de actos suponen un delito de maltrato animal y están perseguidos por las autoridades.

«Hasta ahora no teníamos conocimiento de que en la zona de la desembocadura del Guadalhorce se estén produciendo este tipo de rituales, pero queremos transmitir nuestra intención de denunciarlo», ha precisado Manzano, quien ha apuntado que, quien tenga algún dato sobre esta clase de actos, puede contactar con la sociedad para ponerlos en su conocimiento.

Sin embargo, no es la primera vez que la organización tiene constancia de estos rituales con animales en Málaga. Manzano ha explicado que, hace unos años, se atajó un problema de estas mismas características detectado en la zona de Gibralfaro.

Rituales en Gibralfaro

De hecho, en ocasiones se encuentran restos de rituales de santería en esta parte del Centro de la ciudad. Por ejemplo, se han hecho hallazgos como flores, algunos alimentos y objetos de diversa índole, que evidencian lo que parece ser la celebración de este tipo de ritos en Gibralfaro.

Hay que recordar que, hace años, la policía abrió una investigación tras los vestigios dejados por la celebración de estos supuestos rituales en el monte Gibralfaro, al encontrar unas aves que habían sido sacrificadas. Fue precisamente el hecho de haber acabado con la vida de estos animales lo que motivó entonces la apertura de la investigación policial.

Hace solo unos meses, en el monte de Gibralfaro, un vecino hizo otro hallazgo. Cuando paseaba por la zona, concretamente por el vial asfaltado que se inicia por la derecha, unos metros antes de llegar a la entrada del Parador, y termina junto al túnel de Mundo Nuevo, este hombre se topó una extraña escultura, que se encontraba colocada entre dos ramas al pie de uno de los árboles que flanquean aquel paseo.