Una gran bandera de España preside desde hoy la entrada al Puerto de Málaga

La bandera ya preside la entrada a la Autoridad Portuaria. /Francis Silva
La bandera ya preside la entrada a la Autoridad Portuaria. / Francis Silva

El acto del primer izado de la enseña reúne a las máximas autoridades civiles y militares de la provincia

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Una gran bandera de España preside desde hoy la entrada al Puerto de la capital desde la plaza de la Marina. La enseña nacional ondea sobre un mástil de 18 metros de alto (similar a la de la cercana sede de la Autoridad Portuaria), y con un tamaño de 24 metros cuadrados. La instalación, en la rotonda frente al edificio, detrás del monolito con la placa conmemorativa de la visita de Felipe IV a Málaga en 1624 (para conocer las obras de ampliación de la rada), fue una de las primeras decisiones del presidente de la institución, Carlos Rubio.

La estructura, colocada por la empresa Iberti, cuenta con diversos avances tecnológicos para evitar daños y problemas estéticos, tales como un sistema de izado oculto y otro que permite evitar que la bandera se enrolle en el mástil. Al acto del primer izado han acudido las máximas autoridades civiles y militares de la provincia. Por la primera lo han hecho, junto a Rubio, la subdelegada del Gobierno central, María Gámez; la delegada del Gobierno andaluz, Patricia Navarro; el alcalde, Francisco de la Torre; el capitán marítimo, Francisco Hoya; y el parlamentario andaluz Miguel Ángel Ruiz. Por la parte militar y de las fuerzas de seguridad lo han hecho José Antonio Leiva, subdelegado de Defensa en Málaga; Ignacio García de Paredes, comandante naval; Santiago Serrano, coronel de la Base Área; Manuel Peña, comisario provincial de la Policía Nacional; Félix Blázquez, general de División de la Guardia Civil; Jesús Esteban, coronel de la Guardia Civil y José Fernando Cerezo, superintendente de la Policía Local, entre otros. Junto a ellos, una amplia representación de la comunidad portuaria, de las empresas e instituciones que desarrollan su actividad en este ámbito y de la tripulación del patrullero de la Armada 'Infanta Cristina', que se encuentra haciendo escala en el cercano muelle 2.

La bandera llegó escoltada por infantes de Marina y fue izada bajo los sones del himno nacional. Durante su discurso, Carlos Rubio recordó que la bandera «saludará» cada año a más de 500.000 pasajeros de cruceros y 300.000 de los ferrys a Melilla, a quienes anunciará que están entrando «en un país libre, democrático, solidario y de acogida».