El gerente de Limasa planteó un pacto de «silencio» a los trabajadores para mantener los puestos hereditarios si la empresa es municipalizada

Rafael Arjona, gerente de Limasa, junto al alcalde Francisco de la Torre y la concejala Teresa Porras en una imagen del archivo. /
Rafael Arjona, gerente de Limasa, junto al alcalde Francisco de la Torre y la concejala Teresa Porras en una imagen del archivo.

Rafael Arjona llegó a decir en una reunión que «mientras no haya ese silencio no se pactará nada», apuntando como ejemplos a Emasa y la EMT

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El gerente de Limasa, Rafael Arjona, ha llegado a proponer a los trabajadores un pacto de silencio para mantener los puestos hereditarios incluso en el supuesto de que la sociedad de limpieza fuera municipalizada. Así queda recogido en unas grabaciones efectuadas durante la reunión que el directivo mantuvo el pasado 7 de febrero con los trabajadores del cuartelillo de Hermanas Bronte junto a la concejala Teresa Porras, y que han sido avanzadas este jueves por la Cadena Ser.

En esas conversaciones se advierte de que la posibilidad de que una persona pueda heredar el puesto que deja un trabajador en caso de jubilación, indemnización o fallecimiento (recogida ahora en el convenio colectivo) desaparecería al pasar la compañía al ámbito público (ahora es una sociedad mercantil, aunque el 49% de las acciones son del Ayuntamiento), pero en un momento dado Arjona deja caer la opción de llegar a un acuerdo para que se sigan manteniendo. «Mientras no haya ese silencio no se pactará nada», advierte, poniendo como ejemplo a dos empresas municipales. Por un lado cita a Emasa, al afirmar que hay un pacto para que entre el hijo, aunque matizando que «no se queda fijo». En este punto, se escucha a la propia Porras precisar que «tienen que hacer un examen». En la misma línea, Arjona también apunta a la EMT, al comentar que para entrar a trabajar en la empresa de transporte «te tienes que afiliar a la UGT». En este sentido, cabe precisar que para acceder a las plazas que convocan ambas entidades municipales hay que realizar las correspondientes pruebas de aptitud. En el caso de la EMT, llegan a estar supervisadas por un notario.

Tras tener conocimiento de estos audios, la oposición ya ha empezado a pedir explicaciones. El portavoz socialista, Daniel Pérez, ha asegurado que «estas escuchas demuestran una vez más el chiringuito en el que han convertido el Ayuntamiento». Ponen en evidencia una maneera de hacer política completamente oscura e inaceptable. Son chanchullos y actitudes poco legales que se ejercen en las empresas municipales y no pueden ni deben ser», ha denunciado.

Por su parte, Ciudadanos ha avanzado que pedirá la comparecencia del alcalde en el próximo pleno municipal para que dé explicaciones sobre la política laboral y, más concretamente,sobre los puestos hereditarios en Limasa, y que explique «a las claras» su hoja de ruta para el futuro de la empresa. «Nos preocupa que siga apostándose por esta vía. Ya en la comisión de investigación que presidimos y que acabó en la Fiscalía salió a relucir que en la úlitma década se habían heredado 196 puestos de trabajo. No es de recibo por mucho que la empresa tenga estatutos privados, pero es un servicio público», ha afirmado el viceportavoz naranja, Alejandro Carballo.

Noticia relacionada