La Federación de Peñas acusa a la anterior directiva de gastar 355.000 euros sin justificar

Jesús González, junto a los tres precandidatos a presidir la Federación./
Jesús González, junto a los tres precandidatos a presidir la Federación.

Una auditoría desvela numerosos gastos «potencialmente ajenos al objeto social de la entidad»

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

La Federación Malagueña de Peñas ya conoce la situación real de la entidad tras la auditoría interna realizada tras la salida de la anterior junta directiva. Tras cerca de ocho meses de estudio, una auditoría externa ha constatado que en la tesorería se han registrado gastos por valor de 355.343,48 euros «en donde no hay constancia de factura o nómina que justifiquen los mismos» o «gastos potencialmente ajenos al objeto social de la entidad».

El actual presidente de la comisión gestora, Jesús González, ha detallado que entre los años 2014 y 2017 existen salidas en Tesorería por valor de 223.864,09 euros sin constar factura, y 131.479,40 en gastos potencialmente ajenos a la entidad. Desgranado por años, en 2014 existen 105.474,86 euros; en 2015, 69.091,45; en 2016, 82.411,74 euros; en 2016, 82.411,74 euros; y en 2017, 98.365,44 euros. El informe ha sido realizado por el auditor de cuentas Juan Carlos Robles, de la empresa RD Asesores en Málaga.

Tras desgranar estos datos, González ha calificado de «desastrosa gestión del colectivo» y ha anunciado que las peñas seguirán adelante pese a todos los contratiempos pasados. «Hemos levantado las alfombras y abierto las ventanas; más claros no podemos ser», ha resumido. Sobre los gastos encontrados ha destacado 33.478,82 euros en restaurantes (en cuatro años), 10.588 en compras varias, 3.689 en incentivos económicos o 65.246 en hoteles (entre otros, por la celebración del Día del Mayor en 2014).

Sin querer entrar en muchos detalles, ha dicho que el auditor se ha encontrado gastos «que son muy difíciles hasta de entender», como numerosas facturas por el valor de un viaje de autobús o 21 euros en cuchillas de afeitar. González también habló sobre la deuda que arrastra el colectivo y que le hizo entrar en quiebra técnica. A día de hoy ha desgranado que se deben 59.065 euros en facturas, 36.636 euros a Diputación, 30.000 euros a la Seguridad Social por un despido improcedente, 4.250 euros del pago de la carroza de Reyes del año pasado y 4.000 de una fotocopiadora «estratosférica» que se compró mediante leasing y se dejó de pagar. «Cuando llegamos, descubrimos que se debían tres nóminas a los trabajadores y deudas con Hacienda y la Seguridad Social», dijo.

Tras conocer estos datos, el responsable de la comisión gestora adelanta que los peñistas decidirán el próximo día 28 si formulan alguna denuncia o acuden a los Tribunales para denunciar la gestión de la anterior junta directiva presidida por Miguel Carmona. Esa junta se celebrará justo antes de las elecciones a la Presidencia, para la que ya hay tres precandidatos: la presidenta de la Peña La Paz, Pepi Gil; Manuel Curtido, de la Peña Los Mimbrales, y Juan Guerrero, de la asociación de vecinos Zona Europa.