La familia de comerciantes de la calle Andrés Pérez de Málaga

La lucha y buena sintonía entre emprendedores y vecinos logra revitalizar con una amplia oferta de negocios singulares esta estrecha vía del centro histórico antaño denostada y degradada

Rossel Aparicio
ROSSEL APARICIOMálaga
La calle sucia y oscura que ahora despunta como una de las arterias del 'otro Soho'R. Aparicio

La calle sucia y oscura que ahora despunta como una de las arterias del 'otro Soho'

La estrechísima calle Andrés Pérez del Centro Histórico de Málaga que conecta en un paseo con encanto la calle Carretería con la ajetreada plaza de los Mártires no es ni la sombra de lo que era hace unos años (ver ubicación aquí) . Sus vecinos y comerciantes la recuerdan como una arteria «sucia, oscura, degrada, olvidada e incluso insegura por la que nadie se atrevía a pasar a ciertas horas». Sin embargo, en la actualidad, ha experimentado una brutal transformación de la mano de emprendedores que han apostado y luchado por poner esta vía peatonal de nuevo en el mapa del callejero (vea su web aquí) , con una variopinta oferta de locales singulares que invitan a pararse en cada uno de sus escaparates. Tan diferentes y exclusivos son sus negocios que muchos la señalan incluso como una de las arterias principales de lo que llaman 'el otro Soho' de Málaga. Foto : De izquierda a derecha, Paco Cano ('La Casa del Cardenal'), Carmen Martín ('Glíptica', taller de gemas), Inma Liñán ('El desván de Lulú), Luis Isaza ('Puro Boho') y Abdul Rahman ('Artesanías Alma').

Una veintena de negocios en apenas 150 metros R.Aparicio

Una veintena de negocios en apenas 150 metros

Más de una veintena de negocios se reparten en alrededor de 150 metros de longitud de calle. Atraídos algunos por su encanto y, otros, por alquileres más económicos, se han instalado y consolidado negocios dispares: tiendas de ropa exclusiva, artesanía, antigüedades, locales de restauración (Las Merchanas, El Calafate, Tetería el Harén o la pizzería 'Arte in Farina') o apartamentos turísticos son algunos ejemplos. Paseando por la calle, el viandante también se topa con una puerta de acceso a La Invisible así como a 'La Brecha', el vivero de empresas impulsado por Promálaga que cuenta con locales comerciales florecidos en la Plaza Eugenio Chicano. El buen ambiente y la colaboración reina entre vecinos y comerciantes que se consideran «una gran familia unida y muy implicada» en la mejora de «su calle». Cada día la barren, la limpian, la adornan en Navidad o en fechas especiales. Incluso tienen un chat de whatsApp donde se informan de noticias que les afectan o de actividades a desarrollar. Hacen fiestas temáticas, eventos en Navidad, en Semana Santa, Feria de Málaga o en la Noche en Blanco.

La Casa del Cardenal encendió la mecha del cambioR.A.

La Casa del Cardenal encendió la mecha del cambio

Su amplio escaparate, ubicado en el número 13 de la calle Andrés Pérez, obliga a hacer un alto en el camino para admirar los tesoros que esconde 'La casa del Cardenal', un palacete del siglo XVII que conserva el patio y la fachada original de la época convertido en una interesante tienda de antigüedades. «En este inmueble nació en 1850 el Arzobispo de Granada Don José Moreno Mazón que llegó a ser patriarca de las Indias y senador en la corte del Rey Alfonso XII», explica Paco Cano, uno de los cuatro socios que regentan el negocio. Abrieron en 2011 cuando la calle aún estaba en un «estado lamentable» con la mayoría de locales vacíos. «Constituimos una asociación -Asociación de Comerciantes de la calle Andrés Pérez Y Carretería-para reclamar mejoras de iluminación, limpieza, seguridad. Había mucho por hacer», indica Cano que es el presidente del colectivo y alma impulsora de la mayoría de los cambios. Por entonces recuerda que todos se remangaron para pintar grafitis o recoger la basura del suelo hasta que finalmente su lucha empezó a dar sus frutos: la calle mejoraba su imagen y poco a poco comenzaban a llegar nuevos empresarios.

Calzado y bolsos de piel hechos a mano y una pizzería para abrir bocaR.A.

Calzado y bolsos de piel hechos a mano y una pizzería para abrir boca

Desde la plaza de los Mártires, la calle Andrés Pérez arranca con una oferta de comida italiana por un lado, de la mano de 'Arte in Farina', y de calzado, bolsos y complementos de piel hechos a mano «con originales diseños únicos», por otro. Esther Rodríguez (a la izquierda, en la foto) regenta la tienda Piel/Piel, desde donde ofrece piezas exclusivas. Lleva dos años en el local y cuenta que se instaló allí por el enorme potencial que le vio a la zona. Los comercios ya estaban dándole color a un barrio minado de encanto pero también de arte y de profesionales de distintos talentos. Por su parte, Elía Serra también se enamoró del dinamismo de la calle y la plaza. Este siciliano al frente desde hace 4 años del restaurante italiano asegura haber vivido el estirón turístico del enclave. «Aún falta alguna que otra papelera o incluso paneles informativos para que los turistas no se pierdan al llegar por esta zona de la judería» y, quizá, algo de «visibilidad para que el público venga a conocernos», indica a modo de crítica constructiva.

Ambärshowroom: tejidos naturales y coloridosR.A.

Ambärshowroom: tejidos naturales y coloridos

Otro italiano, en este caso, Fausto Bini, también quedó prendado de las costumbres y la belleza de Andalucía hasta recalar en Málaga donde terminó abriendo en el número 4 de la calle Andrés Pérez un negocio que recuerda al que regentaba su abuela en La Toscana. Ambärshowroom es un local que ofrece «moda original, alternativa, diferente». En esta tienda resaltan los diseños patchwork, colores vibrantes, tejidos naturales, marcas internacionales aunque también pueden encontrarse complementos únicos creados en Málaga.

Colorhueso: una selección elegante de ropa y complementosR.A.

Colorhueso: una selección elegante de ropa y complementos

Ángela González y Teresa Jiménez -una cordobesa y otra vecina de Sierra de Yeguas- decidieron embarcarse hace poco más de cinco años en la aventura emprendedora de 'Colorhueso', un espacio «acogedor» con una cuidada, elegante y personal selección de ropa y complementos. Desde el mostrador de esta estilosa tienda destacan el buen entendimiento entre los comerciantes como una de las claves de su encanto. «Nos conocemos todos, nos ayudamos, nos llevamos bien, estamos unidos y eso se nota».

Mahatma Showroom: talleres y juguetes creativosR.A.

Mahatma Showroom: talleres y juguetes creativos

El arquitecto Pablo García es el tesorero de la asociación de vecinos de la calle Andrés Pérez. Implicado en la causa, se conoce al dedillo la historia, las necesidades y la evolución de este espacio. Regenta desde 2011 la tienda 'Mahatma Showroom', un espacio creado para artistas de «gran alma» que oferta talleres y juguetes creativos y educativos además de una galería de arte. ¿Las claves del éxito de Andrés Pérez? En su opinión experta, la fisionomía de la vía, su estrechez, hace que los viandantes se sientan acogidos. Por otro lado, la percepción de comunidad, de unión entre los establecimientos, también juega a su favor. Otro pilar a destacar es la identidad del producto: «Lo que vendemos aquí, no lo encuentras en otro sitio».

Casa Mira: tienda-boutique de helados y turronesR. Aparicio

Casa Mira: tienda-boutique de helados y turrones

El empresario malagueño Fernando Mira Monerris, bisnieto de Severino Mira que fue quien introdujo el apellido en Málaga, ha cuidado todos y cada uno de los detalles de la Casa Mira de Andrés Perez. El negocio, ubicado en la antigua casa de sus padres, un edificio del siglo XIX, abrió en 2015 con un claro objetivo: «contar la historia de mi familia, heladeros desde el siglo XIX. Mi ilusión era crear un espacio donde la tradición y la artesanía estuvieran presentes», explica a SUR. Pertenece a la cuarta generación de la popular familia de heladeros y turroneros procedentes de Jijona y entre sus especialidades destacan los helados y turrones. Sin embargo, a la oferta clásica han incorporado, a través de su marca Libo en homenaje a su padre, una línea de artículos con el turrón como base tales como licores, velas, jabones o ambientadores.

'El coqueto 'Desván de Lulú'R.A.

'El coqueto 'Desván de Lulú'

En el número 14, otra coqueta tienda llama la atención del viandante: 'El desván de Lulú', un rincón de moda privilegiado donde se puede encontrar lo más exquisito con sello malagueño o español así como marcas tan exclusivas como Doctor Fake, Iconeta, Crossed, Palmerai, Nümph o K2. Lulú Iglesias, al frente de esta tienda, viaja a las principales ferias de Europa para buscar siempre «las mejores prendas, tejidos y precios». Su madre, Inma Liñán (en la foto), la acompaña cómplice en su visión de la moda. «Vimos varios locales hasta que llegamos a éste; estamos encantadas», reconoce.

'Puro Boho', un viaje cultural a través de prendas elaboradas a mano

'Puro Boho', un viaje cultural a través de prendas elaboradas a mano

En Medellín nació hace 43 años Luis Isaza, uno de los últimos emprendedores en sumarse a la comunidad de Andrés Pérez. Sin embargo la zona no era desconocida para él ya que se crió en El Ejido y también ha sido testigo de la metamorfosis de la barriada. La empresa marbellí 'Puro Boho', donde trabaja, decidió abrir en Andrés Pérez su primera tienda en Málaga capital hace poco más de un año manteniendo su propuesta de viaje cultural a través de prendas elaboradas a mano. En su local vende todo tipo de productos artesanales, étnicos e incluso de comercio justo. Bolsos, calzado, accesorios, bisutería y decoración procedentes de diversos lugares con una idiosincrasia muy marcada como India, el norte de África, Latinoamérica, España, Portugal y países del norte de Europa.

Glíptica, taller de gemas

Glíptica, taller de gemas

La glíptica es el arte de grabar sobre piedras duras, finas o preciosas. Una técnica milenaria que da nombre a la tienda taller ubicada también en la calle Andrés Pérez, un rincón donde el visitante puede empaparse de la joyería artesanal. En este negocio familiar especializado y único ofrecen exclusivos servicios que abarcan desde el grabado en piedra, grabados a buril, joyería artesanal, gemas naturales o incluso pedidos por encargo. En este local llevan algo más de un año aunque su actividad y prestigio vienen de muy atrás. Su historia arranca con el tesón del artesano Carlos Allepuz, hijo de emigrantes españoles en Alemania, que aprendió a tallar piedras en la ciudad germana de Pforzheim. Después de tres décadas realizando trabajos para diferentes joyerías, Allepuz dio el paso y abrió su propio negocio en 2009 en las Galerías Goya, por aquel entonces, como el único grabador glíptico de Andalucía y uno de los pocos a nivel nacional. «Nos encantaba la calle y los empresarios que ya estaban nos ayudaron mucho a la hora de instalarnos», explica Carmen Martín, algo que siempre hacen cuando viene un emprendedor nuevo.

Soca, cocina mediterránea y sushi bar R. A.

Soca, cocina mediterránea y sushi bar

Al final de la calle Andrés Pérez esquina con la céntrica calle Carretería, se encuentra el restaurante Soca, un local de cocina fusión que combina lo mejor de las gastronomías mediterránea, japonesa y latina en una experiencia única para el paladar. El proyecto arrancó hace tres años a cuatro manos: las de dos reputados chefs, Alejandro Salido y Rui Da Mata, y las de otros dos socios de excepción: Joanna Coghlan (en la imagen) y Jesús Segovia. El resultado es un local con mucho encanto de fusión mediterránea y japonesa donde se pone el acento a los productos y sabores locales. «Estudiamos mucho la zona antes de abrir. Nos sedujo el encanto de Andrés Pérez y el proyecto de semipeatonalización de Carretería», confiesa Coghlan.