La familia de Carlos Haya estudia impugnar el cambio de nombre del Hospital Regional de Málaga tras una sentencia en Madrid

La sentencia ha animado a la familia de Carlos de Haya a impugnar el cambio de nombre del hospital. /SUR
La sentencia ha animado a la familia de Carlos de Haya a impugnar el cambio de nombre del hospital. / SUR

Un juez anula el cambio de nombre de la calle dedicada a Carlos de Haya en la capital madrileña

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid considera «subjetivo y caprichoso» el cambio de nombre de la calle del Capitán Haya de la capital, ahora denominada calle Joan Maragall, en homenaje al poeta catalán. El Ayuntamiento presidido por Manuela Carmena aprobó la modificación, acordada también en otras 51 vías, para eliminar las reminiscencias franquistas de su callejero en base a la Ley de Memoria Histórica. Los hijos del aviador Carlos de Haya impugnaron el acto que acordó la modificación del nombre de la calle dedicada a su padre. Ahora un juez entiende que el cambio no está sustentado «en documentos ciertos» ni «análisis detallados» y obliga al Consistorio a admitir el recurso extraordinario de revisión presentado por la familia.

El magistrado dictamina que la decisión de la capital está basada en «escuetos informes» que no aportan «documento alguno, de la clase que sea, que haga alusión a hechos concretos relacionados con la vida pública o profesional del capitán Haya o pongan de manifiesto la conducta que se le atribuye». La sentencia recoge además que la familia sí presentó documentación suficiente para demostrar que el piloto «había acumulado méritos propios suficientes, con anterioridad al inicio de la Contienda Civil, que merecieron ser destacados». El juez entiende que, atendiendo al expediente, «se hace difícil vislumbrar que el capitán hubiera contribuido con su actividad de piloto militar dentro del bando nacional a la exaltación de la sublevación militar o de la Guerra Civil».

La familia defiende que Carlos de Haya fue capitán desde 1932, además de trabajar como profesor en las escuelas de pilotaje de Alcalá de Henares y Cuatro Vientos y dar la primera vuelta aérea a España. Igualmente, según la documentación aportada por sus hijos, el piloto batió distintos récords de distancia y velocidad y recibió dos prestigiosos premios Harmon, concedidos a profesionales de la aviación a nivel mundial. Por el contrario, el Ayuntamiento de Madrid expone que De Haya fue «piloto personal de Franco y realizó más de 300 servicios de guerra contra el Gobierno de la República».

La sentencia, aunque reconoce «la simpatía» de De Haya por el bando franquista, hace mención a la ausencia, en el expediente iniciado por el Consistorio madrileño, de «la más mínima alusión a que por parte de asociaciones o grupos de vecinos se hubieran presentado quejas o reclamaciones a lo largo de los años o se hubieran llevado a cabo protestas o movilizaciones pidiendo el cambio del nombre de la calle». El juez percibe también «un trato discriminatorio» con Demetrio Zorita, conocido por ser el primer piloto español en superar la barrera del sonido. El Ayuntamiento de Madrid, en este caso, cambió el nombre de la calle Comandante Zorita a calle Aviador Zorita al considerar que el cargo de comandante hacía referencia a su grado profesional dentro del ejército franquista pero que, como aviador, merecía el reconocimiento. En ese sentido, la familia de De Haya aseguró ayer a este periódico que aceptaría un posible cambio de denominación como calle Aviador Haya o Inventor Haya (por inventar un giroscópico y patentar un corrector de derivas) en lugar de Capitán Haya.

La sentencia, a la que SUR ha tenido acceso y contra la que el Ayuntamiento puede recurrir, ha animado a los hijos del piloto a «revisar» el procedimiento utilizado para cambiar el nombre del Hospital Regional de Málaga, antes denominado Hospital Carlos Haya. «Estamos muy contentos, satisfechos. Se han dicho muchas mentiras sobre nuestro padre y algunas nos han dolido mucho». El Consistorio madrileño debe ahora admitir a trámite el recurso interpuesto por la familia o recurrir la decisión judicial.

 

Fotos

Vídeos