La fábrica de cemento instalará nueva maquinaria para reducir el polvo y el ruido

La fábrica de cemento de La Araña mejorará próximamente sus instalaciones. /Sur
La fábrica de cemento de La Araña mejorará próximamente sus instalaciones. / Sur

El montaje de una trituradora de pizarra de última generación acaba de ser autorizada por Urbanismo, con un coste de tres millones de euros

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La fábrica de cemento de La Araña, que gestiona FYM-HeidelbergCement, acaba de conseguir el permiso de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento para el montaje de una nueva trituradora de pizarra. El traslado de la instalación y la remodelación total del sistema de trituración supondrá una inversión de unos tres millones de euros, y permitirá reducir la emisión de partículas y el ruido. El director de la factoría, Enrique Álvarez-Cascos, puso de relieve que será una instalación más moderna y más eficiente, y que podrá llevar a cabo el trabajo equivalente de las dos máquinas que existen en la actualidad, y que tienen una antigüedad de cerca de 60 años. El montaje de estos componentes comenzará a principios del años que viene, por lo que estará operativa el próximo verano.

Este es segundo proyecto de raíz medioambiental que impulsa la compañía, y que en conjunto conllevarán una inversión de más de 5,5 millones. El que está más avanzado es la instalación en el Puerto de Málaga de una cinta transportadora, pionera en su concepción, que permitirá cargar el clínker (el principal componente del cemento) en los barcos mediante una cinta ecológica para graneles, que reducirá al mínimo el impacto ambiental durante las operaciones de estiba. La maquinaria estará operativa a lo largo de este mes, lo que supondrá además retomar la exportación de este material en la rada malagueña, que ha permanecido paralizada durante la primera mitad del año.

La cinta está completamente cerrada y cuenta con un sistema de aspiraciones que elimina la generación de polvo en el entorno. Servirá para transportar el clínker desde el muelle hasta la misma bodega del barco gracias a una manga telescópica. La capacidad de carga de la cinta será de 650 toneladas a la hora. La nueva operativa incluye también la puesta en marcha de dos nuevas carpas instaladas en la zona de Pescadería para acopiar el material de forma confinada, a la espera de ser cargado. La inversión total en este proyecto alcanza los 2,5 millones y se prevé que esté plenamente operativa para cargar el primer barco a finales de este mes.

Temas

Málaga