Una exposición inicia los actos previos a la beatificación del padre Arnáiz

Una exposición inicia los actos previos a la beatificación del padre Arnáiz
Francis Silva

La muestra, en la residencia de los jesuitas de la calle Compañía, engloba objetos y fotografías sobre la vida y obra del sacerdote que será elevado a los altares el 20 de octubre

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La diócesis malagueña calienta motores para el hito histórico de la beatificación del padre Tiburcio Arnáiz, prevista para el próximo 20 de octubre en la Catedral. La residencia de los jesuitas que existe junto a la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en la calle Compañía, acoge desde este lunes una exposición sobre la vida y obra de este sacerdote vallisoletano al que le bastaron 13 años de su vida, de 1912 a 1926 –el curso 1916-1917 lo pasó en Cádiz–, para ganarse el cariño y la devoción de miles de malagueños que lo tuvieron por santo desde antes de su muerte. Prueba de ello son los numerosos objetos que algunos de ellos han conservado con celo a lo largo del último siglo, sabedores de que pertenecieron a alguien que algún día subiría a los altares.

Las cintas con las que se consagraron sus manos en su ordenación sacerdotal, sus zapatillas, sus pañuelos, los ornamentos que utilizó, su maletín, su sombrero, la almohada en la que murió e incluso una copa de cristal en la que bebió durante una de sus misiones en Casabermeja forman parte de esta exposición que podrá visitarse de forma gratuita durante los meses de septiembre y octubre, todos los días, de de 10 a 13 y de 18.30 a 20.30 horas.

La muestra ha sido inaugurada este lunes por el obispo, Jesús Catalá, quien ha resaltado que cada una de las frases del padre Arnáiz destacadas en la exposición «es una lección de santidad». Al acto han acudido el padre Vicente Luque, vicepostulador de la causa, y misioneras de las doctrinas rurales, asociación católica de consagradas seglares que fundó el padre Arnáiz y que actualmente cuenta con 12 integrantes que desarrollan su labor pastoral a lo largo de todo el país.

En la exposición pueden conocerse las misiones que el padre Arnáiz desarrolló por toda Andalucía y la repercusión que tuvo su muerte en 1926 en la prensa local y regional. También hay fragmentos de la primera lápida que tuvo su tumba en la iglesia de los jesuitas y que no llegó a ser profanada en los sucesos de los años treinta del pasado siglo.

Asimismo puede admirarse el lienzo que Raúl Berzosa ha realizado para la ceremonia de la beatificación, y que será reproducido en una gran lona que se colgará sobre el altar mayor de la Catedral para ser descubierta en el momento en que sea proclamado beato. Se calcula que más de ocho mil personas acudirán a la ceremonia del 20 de octubre, según las inscripciones recabadas hasta ahora. Para poder ofrecerles asiento, está previsto colocar sillas ante pantallas en la plaza del Obispo, las calles Postigo de los Abades y Molina Lario, y la acera norte del paseo del Parque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos