Estación de Los Prados: los vecinos piden que se reparen las aceras y se mejore la limpieza

Acera rota y sin bordillos./
Acera rota y sin bordillos.

ROCÍO SÁNCHEZ

En la barriada de Los Prados, cerca de la estación de tren que conecta el Centro de Málaga con esta zona y con otros destinos, la suciedad se acumula en las aceras y la falta de mantenimiento es perceptible en sus alrededores.

En la calle Driza, las pintadas se expanden tanto en farolas como en papeleras y bancos. Del mismo modo, una barrera metálica completamente oxidada impide el paso hacia las vías, aunque esta se encuentra deteriorada tras el paso de los años y la pintura ha desaparecido en algunas partes de la misma. Junto a esta barrera, las latas, colillas, plásticos y demás suciedad se concentra entre las plantas sin que nadie haga nada para remediarlo ni mejorar la imagen de la barriada.

Suelo lleno de mugre.
Suelo lleno de mugre.

Igualmente, algunas aceras se encuentran deterioradas por el paso de la gente y de los vehículos, y junto a ellas crecen plantas y maleza que no ha sido retirada.

«Al final, toda la basura y los plásticos acaba tirada aquí, por ahora nadie ha hecho nada para retirarlos», afirma uno de los ciudadanos que pasa habitualmente por la zona, quien además asegura que «aunque no es de las barriadas que están peor, hace bastante que no se hace nada por mejorar el aspecto y las calles de Los Prados».

Además, por la zona hay numerosos comercios que se ven afectados por la suciedad, y que por ahora tendrán que hacerse cargo de la limpieza.

Farolas iluminadas.
Farolas iluminadas.

Puente de Armiñán: farolas iluminadas durante el día

En el Puente de Armiñán, situado entre Martiricos y El Molinillo, las farolas permanecen encendidas durante el día. Así encontró el alumbrado una ciudadana que realizó este trayecto hace varios días por la tarde, de camino a la avenida del Doctor Marañón. «Supone un gasto energético tremendo y un despilfarro», expresa esta afectada, quien además argumenta que «es incomprensible que nadie se percate de este tipo de cosas a plena luz del día».

Toda una hilera de farolas permanecieron encendidas durante la totalidad del día, sin que nadie advirtiera el problema o intentara apagarlas hasta la caída de la noche. Del mismo modo, muchos viandantes cruzaron el puente y se extrañaron al verlas, pese a que esta imagen se repite con frecuencia en muchos alumbrados y farolas de las distintas localidades malagueñas.

 

Fotos

Vídeos